Domingo 21 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 21 de Julio de 2024 y son las 04:07 -

SOCIEDAD

3 de julio de 2024

Fue víctima de violación grupal y se quitó la vida antes del juicio

Paula Martínez fue violada por cinco jóvenes en 2016 durante una fiesta en Florencio Varela. Cuatro de ellos ya están condenados con hasta 20 años de prisión, mientras que el quinto acusado estuvo prófugo hasta 2022. Su nombre es Mauro Nair Goncalves, quien comenzó a ser juzgado este lunes por un jurado popular y podría recibir la misma pena que sus amigos.

El segundo debate por este caso se extenderá, en principio, hasta este viernes. Si bien es por jurados, el debate lo lleva adelante el presidente del Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de Florencio Varela, Zurzolo Suárez. El fiscal de juicio es Marcelo Selier y la defensa está a cargo del abogado Guillermo Baqué.

Sandra Zapata, la mamá de la víctima, es una de las la primeras persona en declarar y en ese marco recordó que junto a su hija siempre buscaron justicia. “Estoy tranquila porque siempre nos mantuvimos en la misma postura, que es llegar a la verdad”, aseguró, desde una habitación contigua a la sala de audiencias.

La mujer debe enfrentar otra vez sola este nuevo proceso, ya que Paula se quitó la vida poco antes del primer juicio. La joven, que tenía 23 años cuando se suicidó, luchó por varios años, pero no resistió el constante hostigamiento y la revictimización a la que fue sometida desde que radicó la denuncia, explicó Sandra.
 

La mamá aseguró que todavía es amenazada por los familiares de los acusados. “Desde que llegué al Tribunal no dejaron de gritarme. Uno trata de ir en paz, pero es imposible. Nosotras siempre dejamos todo en manos de la Justicia”, indicó.

Una fiesta, burundanga y violación grupal: el calvario que padeció Paula Martínez

El ataque ocurrió el 9 de diciembre del 2016, cuando Paula Martínez participó de una fiesta a la que había sido invitada por una conocida del barrio. Ella declaró ante la fiscalía que no quería ir, pero le insistieron tanto que accedió. Pasada la medianoche, mientras bailaba y disfrutaba de la música, un chico le ofreció una bebida que tiempo después se descubrió que tenía escopolamina, una sustancia más conocida como burundanga.

Paula perdió la conciencia y, cuando despertó, se dio cuenta de que había sido violada por Diego Domínguez, Gonzalo Sandoval, Gustavo Carbonel, Guillermo Chávez y Mauro Goncalves. La habían raptado, la subieron a una camioneta y la llevaron hasta una casa donde la abusaron, mientras ella estaba en un estado de indefensión por la droga.

Desde ese entonces, Paula vivió un calvario. Logró denunciar, aunque aseguró que la primera fiscal que tomó la causa, Claudia Brezovec, no le creyó. La joven no desistió con la acusación, pero los familiares del grupo de amigos le hicieron la vida imposible.

Junto a su mamá, recorrió distintas dependencias, habló con varios canales de televisión y pidió a gritos ser escuchada. Sin embargo, las constantes amenazas y amedrentamientos corrompieron su psiquis y la llevaron a tomar la decisión de suicidarse, el 26 de diciembre del 2021.

Su tío la encontró ahorcada en su pieza. Ella ya había tenido varias crisis en las que llegó a cortarse los brazos con vidrios y a tomar pastillas en exceso para calmar el dolor que sentía por dentro. Estuvo internada en el hospital de Melchor Romero y otras clínicas psiquiátricas de la zona sur del conurbano bonaerense.

 

Las condenas a los acusados y un prófugo por juzgar

Después de cinco años del hecho, a fines de junio del 2022, la Justicia bonaerense llevó a juicio a cuatro de los cinco imputados que estaban detenidos en ese momento. Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N°4 de Quilmes, Alberto Ojeda, Andrea Calaza y Pablo Pérez Marcote, los encontraron culpables del delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas”.

Diego Domínguez recibió la pena mayor, de 20 años de prisión, agravado por ser exfuncionario público (Guardia Comunal de Florencio Varela), mientras que Gonzalo Sandoval, Gustavo Carbonel y Guillermo Chávez fueron sentenciados a 19 años de cárcel.

Goncalves, en cambio, seguía prófugo. El Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires había ofrecido una recompensa de 4 millones de pesos para quien lo encontrara o aportara datos de su paradero. Lo detuvieron finalmente en 2022, mientras se llevaba adelante el debate oral, por lo que el juez de Garantías que tenía la causa pidió la detención y abrió un expediente para enjuiciarlo por separado.

Para la Justicia, todos accedieron carnalmente de Paula y abusaron de su situación de asimetría de poder, en la cual los imputados tuvieron la decisión común de llevar adelante la acción con un plan para concretar la violación, de acuerdo al fallo condenatorio.

Por este motivo, Goncalves podría ser sentenciado a los mismos años de cárcel que sus amigos, con la agravante de que se escondió de la Policía por varios años. Eso va a ser tomado en cuenta en el monto de la pena al momento de que el acusado, en caso de ser encontrado culpable, pida alguna morigeración o libertad condicional.

El juicio que comenzó este lunes es por jurados y la decisión estará a cargo de gente común y corriente que deberá escuchar a todos los testigos que ya declararon en el primer debate. La fiscalía irá por la pena máxima, mientras que su defensa sostiene la inocencia de su cliente y pedirá la absolución.



COMPARTIR:

Comentarios