Miércoles 19 de Junio de 2024

Hoy es Miércoles 19 de Junio de 2024 y son las 21:03 -

MUNDO

14 de diciembre de 2023

Ganó una fortuna en la lotería, fue a cobrar y el empleado rompió el ticket

Acertar todos los números del juego de quiniela es uno de los deseos más repetidos dentro de la sociedad actual, dado que puede modificar rotundamente la vida de los afortunados. Ya sea que utilicen el dinero para mejorar la situación económica o cumplan sus más grandes anhelos, en muchos casos se puede convertir en una verdadera pesadilla.

De hecho, uno de los mayores miedos de los jugadores de lotería amateurs es perder u olvidar el "sagrado" ticket que apostaron y por ello perder el gran pozo acumulado.    Sin embargo, en internet se puede encontrar todo tipo de historias que demuestran que las casualidades no existen, sobre todo cuando la suerte está de tu lado.

 

En esta oportunidad, un impactante hecho dio que hablar en internet e incluso generó un fuerte malestar entre cibernautas porque el empleado de una agencia de juego rompió el billete de un cliente tras descubrir que era el ganador de un premio mega millonario.    Como consecuencia de la maliciosa acción, el hombre debió iniciar un largo proceso de verificación que casi le cuesta la vida.


¿Un descuido o una maldad?

Todo comenzó cuando un hombre llamado Paul Marshall, quien es oriundo de Indianápolis, Estados Unidos, se presentó en su agencia de confianza para comprar un ticket de la famosa lotería, "Powerball". Confiado en su corazonada de jugador experimentado, retornó a su hogar para esperar las buenas noticias.
 

Pocos días más tardes, el protagonista de la historia se enteró de que, finalmente, había ganado el pozo mega millonario de la quiniela, que superaba los 50 mil dólares, es decir, poco más de 18 millones de pesos argentinos.    Sin dudarlo, acudió a una tienda de apuestas para verificar la noticia y cobrar el premio.  

 

La odisea inició cuando le entregó el ticket de lotería al empleado de la agencia, quien lo colocó dentro de la computadora de juego y confirmó que el papel se había quedado con el dinero.   Sin embargo, al retirarlo, lo rompió, se lo escondió en un cajón del escritorio y le entregó a Marshall una hoja impresa sin los números.


Ante lo sucedido, el hombre debió acudir a las oficinas de la lotería estatal, pero le aseguraron que sin ticket de "Powerball" no podrían darle el premio adquirido. Alterado ante la noticia, intentó recuperar el papel que lo coronaba millonario, aunque el empleado de la tienda lo hizo pedacitos y su sueño se esfumó ante la impactante realidad.

Tras explicar lo sucedido con el agenciero, su caso fue elevador a la Comisión de Lotería Hoosier, quien celebró una reunión sobre la extraña situación el pasado 28 de noviembre. Después de una larga jornada de debate, los miembros de la junta revisaron las imágenes de la cámara de seguridad de la quiniela en donde pudieron observar a la perfección lo que había hecho el trabajador.

Finalmente, a pesar de las idas y vueltas, el juzgado de juegos de apuestas confirmó que el empleado había rotó el ticket de la lotería para que Paul Marshall no pudiera cobrar el pozo acumulado e informaron que la compañía de quinielas, "Powerball", debía pagarle la totalidad del premio sorteado a mediados del mes pasado.

"Este fue un evento afortunado en el que pudimos reconstruir lo que sucedió", aseguró Chuck Taylor, director de asuntos legales y cumplimiento de la lotería del condado de Indianápolis.



COMPARTIR:

Comentarios