Lunes 17 de Junio de 2024

Hoy es Lunes 17 de Junio de 2024 y son las 08:18 -

DEPORTES

21 de abril de 2023

La Tigresa Acuña espera retirarse con «una gran pelea en el Luna Park»

La deportista recordó cuando conoció a la boxeadora Christy Martin, y describió los comienzos de su carrera.

Marcela Eliana Acuña, conocida como “La Tigresa” nació en Formosa, en el año 1976. Como boxeadora, llegó a obtener los títulos mundiales de peso pluma y peso supergallo. En Argentina, llevó la disciplina del boxeo femenino a su máxima categoría, llegando a convertirse en la primera mujer en obtener la licencia Nº1 como profesional.


A los siete años, con su hermano, quien hacía full contact, descubrió que la práctica era su verdadera pasión. “Tuve que convencer a mi papá y a mi mamá, quienes soñaban que fuera bailarina o algo cultural para la época”. Por entonces, decidida en convertirse en una estrella afirmó: “soñaba ser como Christy Martin”. Fue el 5 de diciembre de 1997 cuando conoció a la “Reina del boxeo”.


“En esos momentos, en Argentina, el boxeo femenino, estaba en pañales. Ni siquiera se pensaba en que se desarrollara en nuestro país”, expresó «La Tigresa», en diálogo con «A 6º de distancia», con Gabriel Morini. Un año antes, “había ido a la Asociación Argentina de Box, a pedir la supuesta licencia, donde me encuentro con la negativa».


Aún así, «no bajé la toalla, y seguí trabajando, buscando nuevas posibilidades, fue cuando vino Christy Martin, a quien considero la precursora del boxeo a nivel internacional. Fue a ella a la que vimos por primera vez boxeando, donde las mujeres vimos que podíamos seguir su camino”.
En diciembre de ese año, viajó a Estados Unidos, y «obviamente ella (Christy Martin) creyó que al encontrarse con una boxeadora, sin experiencia profesional, resultaría fácil de ganar”. Sin embargo, «grande fue su sorpresa, duré prácticamente hasta el 10º round, pierde por puntos, y me tira en el último round, pero ahí al toque me levanto», explicó Acuña. Aquella vez “comenzó otra gran historia en nuestro país”.


A pesar de los triunfos, «me encontré con un mundo hostil. Creo que el boxeo femenino, no tanto por los compañeros, pero sí por la presión de los medios, era mal visto. Ocurrió hace 25 años, junto al fútbol, era el único deporte del que no participaban mujeres, se sentían invadidos”. Con el tiempo, «me gané a la Federación Argentina de Boxeo, por mi perseverancia, y al público».


Por último, “La Tigresa” Acuña recordó el knockout que logró el 19 de enero del 2002, cuando, a pesar de la convulsión social que atravesaba el país, despachó en 14 segundos a Patricia “Leona” Quirico. Al año siguiente, Acuña alcanzaba el premio mundial, en el Luna Park. Hoy, “extraordinariamente, viendo lo último de mi carrera, empiezo a encontrarme con esos recuerdos”, afirmó.  (expresdiario)



COMPARTIR:

Comentarios