Domingo 19 de Mayo de 2024

Hoy es Domingo 19 de Mayo de 2024 y son las 11:29 -

VIRAL

15 de abril de 2024

Fue a una peluquería a hacerse las trenzas, no quiso pagar y terminó pelada

Una estilista vivió una dramática situación en la peluquería en la que trabaja con una clienta: la mujer fue a realizarse unas trenzas estilo “fulani braids” y cuando llegó el momento de pagar, le dijo que le habían hackeado la cuenta. Al intentar irse del lugar con una excusa, la joven peluquera tomó una determinante decisión y la dejó sin su cabello.

Todo ocurrió en una peluquería de Ezeiza y la estilista en cuestión fue la encargada de dar a conocer lo sucedido, luego de que se viralizara el video. Según contó en su cuenta de TikTok, ella compartió en sus redes sociales el peinado que estaba realizando a la clienta, cuando otra usuaria que se atendía en ese lugar, le advirtió el modus operandi de la mujer.

 

Cómo fue el insólito episodio en la peluquería de Ezeiza

“Me dijo ‘May, tené cuidado porque esta chica tiene la modalidad de ir a las estéticas, hacerse de todo e irse sin pagar’. Entonces le dije que iba a terminar de trabajar y le iba a avisar para que la espere afuera”, contó la estilista.

“Ella llegó y se quedó afuera. Ahí empecé a ver como que me estaba haciendo la misma historia de que le habían hackeado la cuenta, que no tenía la plata. Me decía ‘voy acá a la vuelta y te traigo el efectivo’, pero no accedí a que se vaya” reconoció May.

La joven le pidió a la clienta que le pague y que si no tenía el dinero, que le encargara a alguien que se lo acercara a la peluquería. La otra chica, que se atendía regularmente, decidió llamar a la policía al ver la tirante situación y los oficiales se acercaron al local comercial para intervenir entre las mujeres.

“Cuando los efectivos llegaron preguntaron cuál era el problema. Les explicamos la situación y hablaron con ella. Después volvieron y nos dijeron que la chica no tenía para pagar y llegamos al acuerdo de que le retiraba las trenzas”, reconoció May.

“Cuando se las estaba sacando, me dijo que si quería iba y se las hacía de vuelta, así que la mejor opción que tomé fue cortárselas de raíz. Le saqué todo porque me pareció que no era justo que juegue con mi trabajo ni con el de ninguna colega. Llegamos a ese acuerdo: yo le retiraba las trenzas y ella no iba detenida. Accedió y fue todo con presencia de la policía”, relató la peluquera, que decidió cortarle gran parte de su cabello para que no estafe a otra persona.

“Es un bajón, porque parece ser que tiene esta modalidad de no pagar. Ella me decía que la acompañe a unas cuadras, que vivía no sé quién para pagarme. Yo no accedí…”, explicó y sostuvo que ahora no podrá hacerse ninguno de esos peinados en el corto plazo: “En fin, las trenzas no se las va a poder hacer en ningún otro lado de acá un par de meses largos”. /eltrece



COMPARTIR:

Comentarios