Jueves 20 de Junio de 2024

Hoy es Jueves 20 de Junio de 2024 y son las 18:59 -

SALUD

17 de octubre de 2023

Cáncer de mama: si se diagnostica temprano, es curable en más del 95% de los casos

Se detecta en 1 de cada 8 mujeres y es la primera causa de muerte femenina por enfermedad oncológica. En el Clínicas se triplicaron las consultas por reconstrucción mamaria.

          e-card

 

De acuerdo a la International Agency for Research on Cancer, en el mundo se diagnostica cáncer de mama en más de un millón de personas y 400.000 mueren al año por su causa, en tanto que en Argentina se detectan 22.000 casos al año y es el cáncer más común. Se estima que el 77% de los casos nuevos y 84% de las muertes ocurren en mujeres. 

Entre los factores de riesgo de cáncer de mama no modificables se encuentran el sexo (las mujeres tienen mayores riesgos de desarrollar cáncer de mama) y la edad (aumentan las probabilidades de tener esta enfermedad especialmente en aquellas mujeres cercanas a la menopausia).

Con respecto a las personas con familiares directos con esta patología, la Dra. Valeria Cáceres, perteneciente a la Unidad Funcional de Mastología del Instituto de Oncología “Ángel H. Roffo” (IOAHR), sostiene: El cáncer genético o hereditario es el factor de riesgo más importante, pero no el más frecuente ya que sólo entre un 5% y 7% de las pacientes portadoras de un cáncer de mama tienen una base genética en su origen. La presencia de un familiar de primer grado (madre, hermana, hija) con cáncer de mama aumenta el riesgo de padecer la enfermedad entre 1,5 a 3 veces por sobre la población general. Este riesgo aumenta cuanto más temprana es la edad de aparición en el familiar afectado, y con el número de casos en la familia”.

Por otro lado, existen factores modificables que elevan el riesgo de desarrollar cáncer de mama. En este sentido, las mujeres con sobrepeso tienen más chances de contraer esta enfermedad y de volver a padecerla que quienes tienen un peso saludable. Esto se debe a la producción de estrógenos en el tejido graso.

Asociado a esto, las personas que realizan actividad física pueden controlar de forma más eficiente el peso, reduciendo así los niveles de grasa en su cuerpo.

El consumo de alcohol también es considerado un factor de riesgo ya que puede aumentar los niveles de estrógenos en el cuerpo como también el riesgo de cáncer en las mamas y en otras localizaciones al dañar el ADN de las células.

De la misma manera, fumar no sólo aumenta la posibilidad de desarrollar éste y otros tipos de cánceres, sino que también puede producir otras enfermedades que compliquen el tratamiento del cáncer de mama (por alteración de la vascularización y circulación sanguínea, afecciones pulmonares). 

Respecto de su detección, si bien en sus estadios iniciales suele ser asintomático, según el estadio y tipo de cáncer puede manifestarse como un bulto en la mama, una zona indurada (donde hay engrosamiento y endurecimiento generalizado de la piel) con o sin enrojecimiento de la piel o edema, una retracción, derrame por el pezón o a través de un bulto en la axila. Se recomienda que las mujeres examinen sus mamas al mismo tiempo cada mes, preferentemente al finalizar cada período menstrual.

Por otra parte, es fundamental la realización de una mamografía, que permite ver lo que aún no se puede tocar. Se recomienda realizarla anualmente a partir de los 40 años a todas aquellas mujeres asintomáticas, con estudios clínicos normales y sin antecedentes de la enfermedad, y en las pacientes con antecedentes de cáncer de mama en familiares de primer grado, se recomienda hacerla 10 años antes de la edad de detección del cáncer del familiar más cercano. Si se detecta el tumor en esta instancia temprana, la enfermedad alcanza su máximo nivel de curación. 

En lo que respecta a la reconstrucción mamaria, desde la División de Cirugía Oncológica del Hospital de Clínicas si bien destacan su impacto positivo a escala física y psicológica y que hay un aumento en la cantidad de consultas por este tipo de intervención, advierten que una proporción significativa de mujeres, una vez atravesado el cáncer de mama y realizada la mastectomía, por distintos motivos no puede acceder a la cirugía reconstructiva. “Resulta clave evaluar cada caso en particular para entender la necesidad de la paciente y la posibilidad concreta de una cirugía reconstructiva”, afirma el Dr. Sebastián Alba Posse, médico mastólogo integrante del área (MN 121.114). El hospital cuenta con el Programa de Cirugía Oncoplástica a cargo de la División Cirugía Plástica, conformado por cirujanos especializados en este tipo de procedimientos.

El 24 y 25 de octubre en el hall de entrepiso entrando al Hospital de Clínicas por la calle Paraguay en el horario de 9 a 12, todas las personas mayores de 18 años que hayan atravesado una mastectomía podrán tener una entrevista con un equipo interdisciplinario de especialistas que evaluarán la posibilidad de realizar una cirugía reconstructiva.

En el Hospital Roffo, el 26 de octubre se realizará la “Caminata alrededor del Roffo” y actividades de concientización junto con la entrega de lazos rosas como símbolo de la lucha contra esta enfermedad.

 

FUENTE: mitelefe



COMPARTIR:

Comentarios