Sábado 18 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 18 de Mayo de 2024 y son las 11:18 -

SOCIEDAD

3 de agosto de 2023

¿Argentina en busca de extraterrestres? El experimento científico que podría llegar a la Luna

Desde el Instituto Argentino de Radioastronomía informaron que están desarrollando un radiotelescopio desplegable que permitirá medir señales provenientes del espacio profundo.

Tras la noticia de que Argentina entró en el Proyecto Artemisa de exploración espacial, desde el Instituto Argentino de Radioastronomía informaron que están desarrollando un radiotelescopio desplegable que permitirá medir señales provenientes del espacio profundo. ¿Argentina en busca de extraterrestres?

El mundo se revolucionó después de las declaraciones de David Grusch, oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, quién aseguró que se recuperaron restos biológicos "no humanos" de ovnis.

Sumado a esto, el director de la NASA durante su visita en la Argentina también confirmó que a fines de agosto se publicará un informe completo que responderá las miles de preguntas que se generan día a día sobre la existencia o no de vida afuera de la Tierra.

Eso no es todo, sino que en el país desde la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) viene trabajando en diferentes proyectos como la misión SABIA-Mar, el lanzador de satélites, Tronador II y la posibilidad de colaborar con la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio (ALCE), en un satélite meteorológico regional.

En realidad Argentina a mitad de los años ochenta, fue pionera en investigar señales provenientes del espacio profundo ya que "el programa SETI, que originalmente fue promocionado por la Universidad de Harvard y en la Argentina, tuvo un instrumento que se llamó el META 2 que funcionó en el IAR durante 7 años fines de los años 80 principios de los 90 y no detectó ninguna señal inteligente”, señaló Gustavo Romero, el investigador del Instituto Argentino de Radioastronomía en diálogo con C5N.

¿Cuál es el proyecto en el que trabaja el IAR para captar señales del espacio?

Gustavo Romero, investigador y director del IAR, explicó para la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires, sobre uno de los principales proyectos que lleva adelante.

"Se está desarrollando en particular un experimento científico para ser transportado a la Luna, se trata de un radiotelescopio desplegable, que permitiría medir libre de interferencias electromagnéticas generadas en la Tierra", comenzó su explicación Romero.

v

Este avance permitirá registrar señales provenientes del sistema solar exterior en el rango de frecuencia entre 30 y 300 megahertz, utilizado normalmente por las radios FM y, que según romero "es difícil de ser observado desde la Tierra".

Por eso, la idea es llevarlo a "la cara oculta de la Luna donde está protegido del todo el ruido que producen los humanos ya que las ondas de radio no atraviesan la superficie".

Vida en el espacio: ¿Qué tan probable es detectar una señal inteligente?

En la práctica, poder detectar una señal del espacio exterior es muy complicado. “El problema de estas búsquedas es que el instrumento es muy sensible para recibir cosas que vienen de cientos y miles años luz de distancia, esa sensibilidad permite detectar toda clase de ruido electromagnético que se genera en el entorno”, detalló Romero.

Los radiotelescopios están ubicados, casi siempre, no demasiados lejos de la ciudad lo que genera ruidos electromagnéticos constantes creados por los humanos. Lo que supone una contaminación para la deección que hace el radiotelescopio.

“Uno después tiene que eliminar todo ese ruido, por medio de procesos electrónicos cada tanto hay algunas de estas señales extrañas que aparecen que son muy dificiles de identificar con ruidos concretos conocidos”, ejemplificó el científico.

Pixabay

Un microondas que generó esperanzas en la vida inteligente

Un episodio muy conocido a la hora de buscar vida inteligente fuera de la Tierra, fue el que ocurrió en Australia y protagonizó un microondas.

Durante un tiempo un radiotelescopio en Australia, detectaba una señales muy rápidas que no se podían identificar su origen con características muy peculiares.

Después de muchísima investigación se dieron cuenta que eran descargas de los microondas. Al apagar un microondas, los circuitos forman una pequeña descarga, que produce un pulso en radio que dura una milésima de segundo y eso es lo que detectaba el radiotelescopio.



COMPARTIR:

Comentarios