Lunes 22 de Abril de 2024

Hoy es Lunes 22 de Abril de 2024 y son las 16:24 -

POLITICA

16 de mayo de 2023

Por $ 40 millones un juez federal demandó a Alberto Fernández por "daño ilimitado y descalificación falaz"

El presidente de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, Leopoldo Bruglia, demandó al presidente Alberto Fernández por daños y perjuicios.

"Con motivo de la difamación pública con argumentos falaces y ataques a la investidura que detento como Juez Federal", el magistrado le reclamó el pago de $ 40 millones y la retractación pública.

 

Todo ocurrió a partir de un tweet del 2 de noviembre del año pasado en el que el presidente señaló al magistrado demandante como uno de los que "ocupan sus asiendos de forma contraria a la Constitución".   Seguidamente, Fernández escribió: "Los jueces Leopoldo Bruglia y ….deberían estar solo en los tribunales para los que concursaron. Solo una maniobra ilegal (que es un secreto a voces) del ex presidente Mauricio Macri…”.


Esas publicaciones del presidente se conocieron después que la Cámara Federal, con la firma, entre otros, de Bruglia, resolviera dejar en libertad a los integrantes de la organización de derecha Revolución Federal, en la mira tras en atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Esos mensajes ofendieron al camarista, que se presentó con una demanda.

"Dicho accionar, al provenir de una figura pública con el grado que ostenta y por el medio utilizado, hace que la agresión desplegada en forma personal y como representante gubernamental máximo de la República Argentina, haya provocado un daño ilimitado, sin alcances determinables y en constante progreso y expansión, por el cual deberá responder", se lee en la presentación de 45 páginas presentada en la Justicia.

El objetivo, descripto en la demanda patrocinada por los abogados Estela Graciela Pastorini y Juan Manuel Blanco, persigue como objetivo "lograr una indemnización ajustada a derecho, tanto en lo que implica una condena justa y equitativa que contemple la magnitud del daño provocado y su dimensión en la misma medida en que el daño fue consolidado voluntariamente".
 

El magistrado también sostuvo que ese daño "continúa ilimitadamente en expansión por la propia naturaleza del medio utilizado para provocarlo y la figura de quien lo causara, ya que nunca fue quitado de la cuenta del accionado en dicho portal".   Es decir, Bruglia considera que los tweets del presidente siguen dañándolo porque nunca los borró.  

Más detalles de la demanda
 

Para Bruglia, la publicación del mandatario afecta su derecho al honor, a su imagen personal y privada y a la imagen institucional.   "Mal podría por su cargo desconocer que, quien suscribe la demanda, se encuentra validado en el cargo, precisamente, por el más alto tribunal judicial, demostrado por las pruebas que se agregan documentalmente", dice la presentación.

 

La demanda contra Fernández por su tweet versa sobre el hecho de que Bruglia y su par de la Cámara, Pablo Bertuzzi, fueron trasladados durante el gobierno de Mauricio Macri a ese cargo en el que permanecen de forma "provisoria".   Así lo estableció la corte en noviembre de 2020, en una resolución en la que también señaló que estarán en los cargos hasta tanto sean designados nuevos magistrados por concurso y acuerdo del Senado.


"No estamos ante un hecho simple de ofensa. Estamos hablando de un presidente de la Nación descalificando falazmente a un Juez de la Nación, utilizando un medio de comunicación masivo y con enorme repercusión social, de alcance mundial por el cargo que detenta", dice la presentación.
 

La causa había quedado sorteada en el Juzgado Civil N°79. Sin embargo, los abogados de Bruglia presentaron un escrito en el que pidieron la recusación sin causa de la jueza María Pilar Rebaudi Basabilbaso.   La magistrada hizo lugar al planteo y el expediente pasó a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil para que se sortee un nuevo Juzgado.  

El petitorio de Bruglia

Además de la reparación del daño por $40 millones, el juez Bruglia demanda al presidente para que se retracte públicamente vía Twitter.

También solicitó que se produzca prueba, entre otras, por medio de un exhorto a la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) "para que informe en estas actuaciones (...) si el Dr. Alberto Ángel Fernández se desempeña como profesor en dicha Facultad, informando fecha de alta y situación al momento de responder el pedido de informes".
 

A su vez, le pidió a la Justicia que cite a declarar como testigos, entre otros, a la ex diputada nacional y líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió, junto con el mediático abogado Mauricio D’Alessandro.   El listado se completa con un pedido para citar al constitucionalista opositor Daniel Sabsay y el diputado Pablo Tonelli, también constitucionalista.

 

En diciembre pasado se fijó una audiencia de mediación entre Bruglia y Fernández, pero el presidente no fue.   Así, le dio vía libre al camarista para que avance en la demanda.  /Perfil

COMPARTIR:

Comentarios