Viernes 24 de Mayo de 2024

Hoy es Viernes 24 de Mayo de 2024 y son las 09:41 -

SOCIEDAD

20 de abril de 2023

"Se puede cambiar", el conmovedor mensaje del "pibe" de 15 años que comenzó a trabajar en el bar de Palermo al cual había ido a robar

El chico se emocionó hasta las lágrimas al cumplir su primer día laboral en el bar al que asaltó días atrás, luego de la segunda oportunidad que el propio encargado de la tienda le ofreció. ¡Mirá!

Hace unos días atrás, un joven de 15 años ingresó a un bar del barrio porteño de Palermo para robar el celular de una clienta, pero cayó en manos del dueño de la tienda, quien lo detuvo con un tackleo. Hoy, la historia es otra: luego del episodio, el propietario le ofreció un empleo y el joven se presentó, esta tarde, a su primer día de trabajo. "Se puede cambiar", manifestó el menor conmovido.

El chico de José C. Paz se emocionó hasta las lágrimas ante las cámaras presentes en su primer día laboral en la cafetería Dalchemist, en la zona de Las Cañitas, justamente el lugar donde el pasado martes se dio a conocer el hecho con la famosa modalidad denominada "la tapadita", engañando a la damnificada apoyando un trapo sobre su celular para luego escapar con el motín.

 

 

"¿Qué le dirías a tu vieja?", le preguntó un corresponsal sobre lo sucedido en tan pocos días, siendo el protagonista de un robo, y hoy en día, revirtiendo el panorama a su favor consiguiendo un empleo. "Que se puede cambiar", contestó el joven Martín, refugiándose en los brazos de su tocayo, el encargado de la cafetería.

Justamente, Martín fue quien lo tackleó en la puerta de la tienda ante la señal de alerta de la damnificada por el robo de su celular. Fue él mismo quien sintió pena por el menor de edad y le dio una segunda oportunidad, una chance para cambiar de rumbo y dejar atrás los robos. Hoy, la historia cambió: no lo detuvo, lo contuvo.

"Hay que contenerlos escuchándolos", manifestó Martín, el encargado del bar, aferrado al chico emocionado. El mismo día del asalto habló con los medios sobre la situación y dijo "se me dio por darle una opción 'che, loco, acá tenés un laburo si querés'". Cuando le hizo la pregunta, al menor se le cayó una lágrima: "mañana salgo y vuelvo", le respondió el ladrón.

 

 

 

 



COMPARTIR:

Comentarios