Miércoles 17 de Abril de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Abril de 2024 y son las 22:18 -

POLITICA

24 de marzo de 2024

Se cumplen 20 años del día que Néstor Kirchner hizo descolgar el cuadro de Jorge Rafael Videla

El 24 de marzo de 2004, un presidente constitucional ordena bajar los retratos de los dos máximos íconos de la represión ilegal y del terrorismo de Estado del Colegio Militar. Ese día cambió la historia.

Un 24 de marzo de 2004, el por entonces presidente Néstor Kirchner pedía perdón por los crímenes cometidos por el Estado durante la última dictadura cívico militar y descolgaba los cuadros de los dictadores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone de la galería de directores del Colegio Militar.

Tras el negacionismo que tiñó al menemismo y la crisis del 2001, en 2003 asumía el gobierno nacional el desconocido Néstor Kirchner, que además de encabezar un cambio en la forma de manejar la política económica del país, marcó una clara posición del Estado respecto de los derechos humanos.

 

Lo que sucedió el 24 de marzo de 2004, en el acto que encabezó ante las Fuerzas Armadas en el actual Espacio de Memoria EXEsma representó un acto de reparación histórica ante los crímenes de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura cívico militar.

Ese día, el santacruceño, un presidente civil que hizo valer su figura de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, le ordenó al general Roberto Bendini retirar los retratos de los dos máximos íconos de la represión ilegal y del terrorismo de Estado. Sin dudas, una imagen fuerte y de valor, que marcó a toda una generación de jóvenes y representó a todos los que sufrieron la represión en carne propia.

“Señores integrantes del Colegio Militar de la Nación y de las Fuerzas Armadas, señores generales y oficiales superiores: Nunca Más, nunca más tiene que volver a subvertirse el orden institucional en la Argentina. Es el pueblo argentino por el voto y la decisión del mismo, quien decide el destino de la Argentina; definitivamente terminar con las mentes iluminadas y los salvadores mesiánicos que sólo traen dolor y sangre a los argentinos”, pronunció Kirchner en aquel acto fundacional para su Gobierno.

  El 24 de marzo de 2004, el presidente Néstor Kirchner hace bajar los cuadros de los genocidas  del Colegio Militar (Ex-ESMA).

El 24 de marzo de 2004, el presidente Néstor Kirchner hace bajar los cuadros de los genocidas del Colegio Militar (Ex-ESMA).

 

El recuerdo de la fotógrafa que retrató la icónica imagen de Néstor Kirchner bajando el cuadro de Videla

María Eugenia Cerutti, autora de una de las imágenes más icónicas de aquella jornada, habló con revista Anfibia y recordó que "había como una tensión que se sentía, se escuchaba, se olía, se percibía en los cuerpos de todos".

La fotógrafa, que en ese entonces trabajaba en Clarín, relató las escena en que la Kirchner, acompañado por el ministro de Defensa, José Pampuro; y el jefe del Estado Mayor General del Ejército, Roberto Bendini; ingresó al sitio donde estaban exhibidos los cuadros y se paró de frente con la mirada fija en los retratos de los represores y el puño apretado.

"Tuve el privilegio de poder hacer esta foto histórica. Ese hecho simbólico lo que significó fue, de alguna forma, arrancar la posibilidad de una nueva dictadura en nuestro país", consideró Cerutti, nieta de un desaparecido que estuvo detenido ilegalmente en la ESMA y fue víctima de los vuelos de la muerte.

Y sostuvo que fueron "reparadores" los dos actos que se realizaron ese día y las palabras pronunciadas por Kirchner, con las que pidió "perdón de parte del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia por tantas atrocidades".

"Fue un gesto hermoso. Ser el Presidente y decir esas palabras de esa manera y en ese momento. Hacía falta eso para abrir la puerta a lo que después iba a pasar en política de derechos humanos. Fue el comienzo de esa etapa tan importante", concluyó.



COMPARTIR:

Comentarios