Lunes 26 de Febrero de 2024

Hoy es Lunes 26 de Febrero de 2024 y son las 04:04 -

SOCIEDAD

5 de enero de 2024

Dictan prisión para dos hermanos que pusieron fin a una discusión a balazos

Franco Exequiel Canto, de 18 años, fue detenido y acusado de haber agredido a tiros a sus vecinos del barrio Soldado Tucumano, en la Costanera de Banda del Río Salí. Su hermano mayor había sido aprehendido hace algunos meses por la misma causa.

Los autores del hecho están señalados por amenazas de muerte a los presentes, a quienes les dispararon, hiriendo en la rodilla a una mujer que salió a la calle para tratar de impedir la violenta escena.

 

Según la acusación que formuló la auxiliarde la Fiscalía de Atentados contra las Personas Julieta García, el 29 de octubre Juan Francisco “Pancho Canto” Brito discutió con dos vecinos en la esquina de Costanera y pasaje León Soldati.    Luego se alejó hacia el lecho del río Salí y cerca de las 23.30 salió desde los matorrales junto con su hermano Franco. Los dos, con armas en las manos, comenzaron a disparar contra los jóvenes con los que Brito había discutido minutos antes.    Por fortuna, y a pesar de las numerosas detonaciones, ningún proyectil alcanzó a las víctimas.    En ese momento, Verónica Góngora, madre de uno los jóvenes que eran objeto de la balacera, salió a la calle y les pidió a los pistoleros que depusieran su actitud porque podían herir o matar a alguien.    Según sostiene la investigación, en ese momento Brito se dio vuelta y con intenciones de herirla, le disparó en la pierna, causándole una fractura por la cual la mujer aún realiza tratamiento médico.


Góngora denunció el ataque que sufrió, lo que habría llevado a un segundo hecho, ya que en diciembre se presentó para ampliar la denuncia porque dijo que el 13 de ese mes “Pancho” la esperó en la puerta de su casa y le exigió que retirara la denuncia asegurando que “la próxima bala irá a la frente”.
 

Juan Francisco Brito fue detenido a las pocas horas de esa segunda denuncia y antes de fin de año le dictaron la prisión preventiva hasta febrero por los delitos de abuso de armas, lesiones graves y amenazas.    Además la Justicia ordenó allanamientos para localizar también a su hermano. quien finalmente se presentó ante la justicia el 2 de enero.

 

La mujer herida remarcó que Canto fue el principal causante del ataque y que incluso tenía la posibilidad de evitar que la situación se tornara tan violenta.    “La única verdad es que Franco empezó el problema y podía haber evitado esto, pero no, fue a buscar a su hermano y vinieron del río haciendo tiros a lo loco sin que les importara que hubiera niños y personas inocentes en el medio”, aseguró Góngora ante la jueza María Alejandra Balcazar que estuvo a cargo de la audiencia que se realizó el miércoles.    “Encima de todo, lo perjudicó a su hermano al implicarlo, porque tiene un hijo a su cargo”, agregó.


“El médico me dijo esta semana que podré volver a caminar en seis meses, eso es un alivio, pero tengo una hija a la que hoy no puedo ayudar, no me puedo ni levantar a hacerle un mate cocido”, contó la víctima.

Al igual que había sucedido con Brito, la Fiscalía y la abogada querellante Mayra Abraham pidieron la prisión preventiva para Canto (imputado por abuso de armas), en este caso, la auxiliar fiscal García solicitó que fuera por 32 días, para que el vencimiento de la medida coincidiera con el del otro acusado.

El defensor Guillermo Vera pidió medidas menores o que, en el peor de los casos, la preventiva se cumpla como arresto domiciliario, pero su planteo fue rechazado por la jueza, que otorgó la cautelar que pedían las acusadoras pero por 27 días considerando que un feriado impondría la obligación de abordar antes de lo estupulado una nueva audiencia.



COMPARTIR:

Comentarios