Sábado 18 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 18 de Mayo de 2024 y son las 17:00 -

MUNDO

17 de abril de 2024

Inglaterra: una enfermera de una guarderia mató a un bebé de nueve meses porque le molestaba que llorara

Una enfermera de una guardería de Inglaterra asesinó a una bebé de nueve meses porque “le molestaba que llorara”.

Según detallaron los testigos, la mujer acostó a la nena, Genevieve Meehan, en una especie de puf boca abajo y envuelta en una manta en la cual era imposible que se moviera. La encontraron luego de dos horas inconsciente y azul.
 

El hecho ocurrió en 2022 en la guardería Tiny Toes en la localidad de Cheadle Hulme, en Inglaterra, pero se dio a conocer a los medios en los últimos días. Gracias a las declaraciones de los testigos, se puedo reconstruir cómo fueron los hechos. De esta forma, la enfermera, Kate Rougley, de 37 años, está acusada de homicidio involuntario y un cargo alternativo de crueldad infantil.

Según se reconstruyó, Rougley había empezado a tener comportamientos agresivos e inexplicables con la niña día antes de que la terminara asesinando. El día del horror, la mujer se había dirigido de manera sospechosa al baño y luego a la habitación de Genevieve, en donde la envolvió con una manta tan fuerte que la bebé no podía moverse.

Luego, la acostó boca abajo en una especie de puf. Por lo cual, a lo largo de unas dos horas en esa posición la encontraron ya inconsciente y con un tono azul, debido a la falta de oxígeno. Rápidamente, fue trasladada al hospital, pero falleció ese mismo día.

Los testigos declararon frente a los miembros del Tribunal de la Corona de Manchester y aseguraron que Roughley, días antes del crimen, comenzó a tratar mal a la nena “por alguna razón inexplicable”.

De esta forma, el fiscal de la causa, Peter Wright KC dijo a los medios que la “hostilidad hacia Genevieve fue tan ilógica como inquietante”. A su vez, luego de las pericias correspondientes, se determinó que Gigi, como la llamaban sus padres, murió por una combinación de asfixia y estrés fisiopatológico.

También, agregaron que la enfermera, durante el tiempo que la beba estuvo en esa aposición, atendió a otros nenes, pero no a Genevieve, a quien simplemente ignoró su llanto

Luego de conocerse los detalles de este estremecedor hecho, los vecinos de Cheadle Hulme y sus propios colegas no entienden qué le pasó para cometer semejante crimen. Roughley era una enfermera de enfermería calificada y practicante de la primera infancia con 17 años de experiencia. A su vez, en ese momento era la líder de turno de la habitación de la bebé y estaba a cargo de los arreglos para dormir.

A pesar de todas las pruebas que el tribunal puedo recolectar en su contra, la enfermera niega haber cometido aquellos hechos. Se estima que el juicio se lleve a cabo en las próximas cuatro semanas.

 



COMPARTIR:

Comentarios