Jueves 20 de Junio de 2024

Hoy es Jueves 20 de Junio de 2024 y son las 18:33 -

LOCALES

14 de diciembre de 2023

Edgardo Hoyos advirtió que la eliminación de la obra pública causará “la pérdida de miles de empleos”

El presidente de la Cámara de la Construcción contó que ya hubo despidos y que sobrevendrá “una profunda recesión económica”

El presidente de la Cámara de la Construcción de Formosa, Edgardo Hoyos, afirmó que la eliminación de la obra pública y suspensión de licitaciones anunciada por el Gobierno nacional a través del ministro de Economía, Luis Caputo, generará en un corto plazo la “pérdida de miles de empleos” relacionados a la construcción.

Agregó que “ya hubo bastantes despidos” en el sector los primeros días de este mes, una vez que se supo que no habría dinero para este fin, y adelantó que la reducción del personal continuará.

Lo siguiente será una “profunda recesión económica” en la provincia y la región: “todos saben que la industria de la construcción es instantánea en la forma en que reactiva la economía de cada lugar. Al no haber obras, no va a haber obreros trabajando, no va a haber obreros que gasten sus dineros en los distintos comercios. Es un panorama bastante feo, bastante incierto”, anticipó. 

“El anuncio vino a confirmar lo que se preveía o lo estábamos esperando desde hace unos 20 días atrás, luego del balotaje y las declaraciones del Presidente electo. La suspensión de licitaciones en marcha y la obra pública cero nos desarman en todo sentido. Son 1.400 las empresas constructoras del país que tenían licitaciones ejecutadas, algunas de dos a cuatro meses, y muchas con contratos sellados. Es decir, con el inicio de obra en lo inmediato, tomando personal y realizando compras a futuro para cuidar el dinero. Ahora toda esta estructura de dinamismo económico se cayó”, detalló a La Mañana.

Hoyos dijo que más allá de la paralización por parte de Nación, hay muchos mecanismos para sostener la actividad, por ejemplo, “en Formosa la obra que se hace con presupuestos provinciales, o sea con la coparticipación, continúa, quizá con un ritmo más lento, pero continúa y no se van a paralizar tampoco”. Esto les permitirá “más o menos mantener algunas fuentes laborales”.

Además, dijo que “en el mundo, con la iniciativa privada -como propone el gobierno de Milei- no se hace más de un 17% de las obras. El resto, o sea el 83%, lo tiene que hacer el Estado para cubrir las demandas de su población”. 

En otro orden, Hoyos consideró que más allá del cambio de gobierno, la Argentina es una sola y el Estado nacional “tiene que honrar sus deudas para con todas las contratistas”, siendo éstas por sumas millonarias. 

Trabajadores

En el mejor momento del funcionamiento de la obra pública en la provincia, más de siete mil obreros trabajaban en el sector de la construcción. Sin embargo, hasta hace pocos días, la Cámara de la Construcción registraba 5.800 en actividad, pero ahora “deben quedar muy pocos, que son los afectados a la obra pública provincial y alguna que otra obra nacional que sigue”. 

“¿Hay obras que se paralizaron antes de la asunción de Milei?”, consultó La Mañana. Hoyos dijo que sí, que esto ocurrió sobre todo en el rubro de viviendas porque el precio que tenían era muy atrasado, con una diferencia de hasta el 35% entre lo que se las pagaba y lo que costaba construirlas. 

El empresario señaló que se viene un año “durísimo” para el sector de la construcción, así como para la venta de materiales. Con las devaluaciones establecidas, dijo, “a la gente apenas le va a alcanzar para vestirse y comer”.

A todo esto, el lunes, antes de los anuncios, el cemento ya había aumentado un 23%, y tras los anuncios y la nueva cotización del dólar oficial, se prevé que “dé un salto”. Algunas cerámicas también habían aumentado en los últimos días un 30%. (lamañanaonline)



COMPARTIR:

Comentarios