Viernes 23 de Febrero de 2024

Hoy es Viernes 23 de Febrero de 2024 y son las 06:24 -

SOCIEDAD

27 de noviembre de 2023

Santiago del Estero: alarma por un virus en caballos que puede afectar a las personas


Desde las últimas horas se instaló una alarma en el norte santafecino luego de confirmarse que la extraña dolencia de los caballos es encefalomielitis equina, una enfermedad que podría trasladarse a los humanos.

“Hoy, este problema está localizado en los departamentos San Cristóbal y Vera (extremo norte de Santa Fe, en el límite con el Chaco) pero hay serios indicios que la zona se va extendiendo porque si bien no hay denuncias formales, existen comentarios que la sintomatología también se verificó este fin de semana en animales radicados en los departamentos 9 de Julio y General Obligado”, explicó el director de Ganadería de la provincia, Pablo Fiore.

Es decir, con los análisis a la vista, se presume que el brote detectado en Santa Fe ya se disparó, alcanzando, incluso, a provincias vecinas (Santiago del Estero y Chaco), algo que se podría verificar en no más de 10 días.

“Hoy, el interés de los productores y de las autoridades es contar con la suficiente cantidad de vacunas para evitar que esta situación se desmadre”, apuntó el funcionario, oriundo de Ceres, casi en el límite con Santiago del Estero, próximo a la zona donde comenzó a tener repercusión esta enfermedad.

“Las encefalomielitis equinas del Este, del Oeste y venezolana, son infecciones virales, transmitidas por mosquitos, que pueden causar encefalitis grave en caballos y humanos. Son consecuencia de la infección por los virus con los nombres respectivos del género Alphavirus, con ubicación en América del Norte, Central y del Sur”, según se indica en el sitio Argentina.gob.ar. Afecta el sistema nervioso de los animales.

Ante una consulta, Fiore admitió que estos extraños cuadros neurológicos en caballos “también podrían aparecer en el centro y en el sur de la provincia”.

Por esa razón, la consulta obligada refirió a si existen vacunas suficientes para atender la emergencia. “Acá el problema es encontrar la vacuna, saber si hay disponibilidad por parte de los laboratorios. Creemos que los laboratorios, ante la caída de la demanda, fueron relajando la producción. Incluso, el problema se acrecentó durante la pandemia que enfrentó el país (por el Covid 19). Muchos dejaron la producción de estas vacunas; volver al mercado lleva su tiempo”, justificó el profesional.

Este lunes, la Dirección de Sanidad Animal emitió una disposición en el Boletín Oficial en la que pidió extremar las medidas sanitarias de manera “inmediata, extraordinaria, excepcional y de contención” ante los brotes de Encefalomielitis Equinas (EE) y en consecuencia prohibió los movimientos de egreso de equinos desde las provincias afectadas, en las que se ha diagnosticado la enfermedad, al resto del país.

En la misma disposición se exceptuó a aquellos caballos que tengan destino directo el frigorífico y también a las concentraciones de equinos. En el último caso, los organizadores de eventos deberán exigir antes del ingreso que el animal cuente con la vacunación vigente contra esta enfermedad y que haya sido aplicada al menos 15 días antes del movimiento.

Por otra parte, frente a esta situación descripta, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dispuso medidas sanitarias y de vigilancia preventiva hasta obtener un diagnóstico preciso. De esa manera, fueron suspendidos un par de decenas de festivales de destreza criolla, tanto en Santa Fe como en Santiago del Estero y Chaco.

“El organismo sanitario nacional, haciéndose eco de información circulante en redes sociales, dispuso el bloqueo de movimiento de animales y la toma de muestras para ser procesadas en su Laboratorio Nacional, ubicado en la localidad bonaerense de Martínez, y en otros establecimientos de su Red Nacional con el fin de obtener un diagnóstico”, notificaron desde el organismo.

De acuerdo con las acciones realizadas por los agentes en predios ubicados de las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, se detectaron equinos que “presentaban un cuadro neurológico con diferentes signologías, como deambulaciones, hiperexcitación, depresión, hipertermia y decúbito principalmente”.

Informes del norte santafecino para este diario, indicaron concretamente que estos extraños cuadros neurológicos en equinos se van extendiendo.

“Los primeros fueron en el departamento San Cristóbal, pero pueden aparecer nuevos casos en los departamentos del norte (9 de Julio, Vera y General Obligado). De hecho, ya se habla de casos detectados en jurisdicción del departamento Vera. Y si eso sucede, tenemos que estar alertas porque el problema se puede extender a otras regiones. Incluso, tenemos que estar atentos porque la enfermedad puede llegar rápidamente a los campos del sur santafecino”, reconoció.

Sobre cómo se adquiere la enfermedad y cómo se transmite, explicó que “el vector principal es el mosquito. Cuando se infecta y entra en relación con los animales, se produce el contagio. También se verificó la enfermedad en aves, supuestamente alcanzadas por los mosquitos”, aclaró.

Lo que sucede actualmente en los rodeos equinos del norte santafecino es encefalomielitis equina. Esto se traduce en animales que muestran decaimiento, dificultad para caminar, agitación y hasta convulsiones, entre otros síntomas nerviosos.

No está fehacientemente comprobado pero se estima que el vector (mosquito) puede incorporar la enfermedad a las personas, con lo cual se hace necesario profundizar medidas de cuidado y prevención. “Por lo tanto, para enfrentar con éxito esta situación se necesitan vacunas suficientes para atender la emergencia”, insistió Fiore.

El Senasa dispuso minimizar el movimiento de animales y tomar muestras a fin de ser procesadas en laboratorio para obtener un diagnóstico. Este tipo de situaciones debe ser denunciada ante ese organismo nacional, lo que permitirá que se realicen acciones inmediatas y un diagnóstico oficial precoz para actuar con celeridad.

Además, se solicita a los productores y veterinarios privados que colaboren al momento de los relevamientos, aportando información precisa sobre el estado de los animales al inicio de los signos clínicos y las categorías afectadas. 



COMPARTIR:

Comentarios