Lunes 27 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 27 de Mayo de 2024 y son las 05:57 -

LOCALES

24 de noviembre de 2023

Caffa alertó sobre el impacto negativo que tendrá la cancelación de la obra pública

No solo afectaría el desarrollo de infraestructura, sino también la seguridad vial y generaría desempleo.

Tras los anuncios del presidente electo, Javier Milei, referidos a la obra pública nacional, el Consejo Vial Federal lanzó un comunicado expresando la preocupación que existe en torno al tema.

Este documento fue firmado por representantes de varias provincias del país, reunidos en Misiones.

Del mismo, participó el administrador de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Javier Caffa, quien en declaraciones a AGENFOR advirtió sobre las consecuencias que traerá la cancelación de la obra pública en Argentina.

Precisó que, en el comunicado, expresaron “la intranquilidad, preocupación y el estado de alerta en todo el país”, frente a los anuncios del presidente electo Javier Milei, con respecto al desfinanciamiento de la obra pública.

Y resaltó que no se tratan solo de los proyectos que están próximos a iniciarse, sino también todas las obras que están en ejecución.

En este sentido, señaló que en este último caso “hay contratos firmados, que devienen de convenios entre las provincias y el Gobierno nacional, y el desfinanciamiento implicaría un desequilibrio económico-financiero y repercusiones legales, porque los contratos hay que cumplirlos”.

Así, recordó que durante la gestión de Cambiemos “ya nos ha pasado que hubo que paralizar, neutralizar y en otros casos proceder a la restricción de obras con las contratistas, con todas las implicancias legales que eso trae aparejado”.

De este modo, indicó que, ante las declaraciones del presidente electo, “en nuestra provincia ya se observan menos equipos trabajando y en algunas, hay una paralización a la espera de que asuma el nuevo gobierno y las medidas que van a tomar, porque hasta ahora son anuncios que acarrean una gran incertidumbre”.

Además, hizo saber que esta preocupación se traslada a los demás organismos del territorio nacional, “porque no solo implica proyectos de desarrollo de infraestructura que necesita el país, sino que desde el punto de vista de la seguridad vial, son fundamentales, al igual que los puestos de trabajo”, resaltando que “la obra pública es una de las actividades que más empleo genuino genera, y si se paraliza va a ocasionar que el desempleo se incremente considerablemente”, lamentó.

Caffa se refirió al caso de Vaca Muerta y la construcción del segundo tramo del gasoducto, por el cual “ya se habilitó un tramo con un ahorro de 8 mil millones”, añadiendo que “en los próximos años se proyectaba la exportación de gas, con todo lo que eso significa, es decir el ingreso de divisas a nuestro país, aparte de abastecer de energía a la República”.

Sin embargo, manifestó que el nuevo Gobierno nacional que asumirá a partir del 10 de diciembre, sostiene el modelo de obra “a la chilena”, explicando que eso significa “inversión privada”.

Pero, indicó que “en nuestro país hay determinadas zonas donde el privado no va a invertir porque la ecuación económica financiera no les cierra”, considerando que “ahí es donde tiene que estar el Estado, con la inversión en obra pública para asegurar que toda la comunidad cuente con los servicios y eleve el nivel de vida”.

Con relación a la posible paralización de obras en Formosa, el funcionario puntualizó que en la provincia están en ejecución 160 kilómetros de rutas nacionales y provinciales.

Como el caso de los 40 kilómetros de autovía desde Tatané hasta General Mansilla; son siete kilómetros desde la rotonda Virgen del Carmen hasta la ruta nacional N° 81; otros 30 de pavimentación de la ruta provincial N° 6; los 78 kilómetros de la ruta provincial N° 23; la ruta provincial N° 8 y N° 2 hasta Siete Palmas, detalló.

“Estas son obras que estaban en plena ejecución con un muy buen grado de avance; pero, ahora vemos cómo de a poco se van paralizando por no estar asegurado el financiamiento”, advirtió.

También mencionó las obras hídricas, como las del río Pilcomayo, financiadas por la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación, que aseguran el ingreso de las aguas al territorio argentino, facilitan la limpieza, la ejecución de correderas para su llegada al Bañado la Estrella y las defensas para proteger a todas las comunidades. “Estas van a quedar sin financiamiento, como ya nos ha pasado anteriormente y son muy malas noticias”, expresó Caffa.

Por todo ello, reiteró al concluir que “estamos con gran preocupación, porque no se tiene una real importancia de lo que significa paralizar la obra pública”, aseverando que “no es un costo, es una inversión necesaria”.

Y estimó que “aproximadamente hay más de 10 mil personas que están trabajando en este rubro”, enfatizando en que generará un desempleo tremendo y no sólo en mano de obra, sino afectando a la industria de la construcción en general.

 



COMPARTIR:

Comentarios