Miércoles 12 de Junio de 2024

Hoy es Miércoles 12 de Junio de 2024 y son las 19:31 -

LOCALES

23 de septiembre de 2023

La Iglesia de Formosa brindó el último adiós al padre Edgardo Ortiz

El velatorio y la Misa de exequias se realizaron en María Madre de la Iglesia, donde era párroco. El sacerdote sufría de cáncer y los feligreses realizaron cadenas de oración que se intensificaron en las últimas semanas

Con mucho pesar, pero con fe de que se encontró con Dios, la Iglesia de Formosa brindó el último adiós al padre Edgardo Rufino Ortiz, quien falleció este sábado a la madrugada a los 49 años, tras haber sufrido cáncer.

El velatorio se realizó en la parroquia María Madre de la Iglesia, de la que él fue párroco hasta que se agravó su enfermedad. A las 18, el obispo, José Vicente Conejero, presidió la Misa de cuerpo presente, que fue concelebrada por todos los sacerdotes de la Diócesis.

El templo se vio rebalsado de feligreses que fueron a despedir al sacerdote, quien siempre se caracterizó por su cercanía a la gente, fue muy querido en las comunidades en las que sirvió y proclamaba la Palabra de Dios con un lenguaje sencillo, con homilías en las que recurría a situaciones de la vida cotidiana -muchas veces de la suya propia- para ayudar a entender mejor el mensaje de Jesús.

Eran frecuentes sus visitas a las familias de su comunidad parroquial, especialmente a los ancianos y enfermos, y tuvo siempre mucha llegada a los jóvenes por su carácter jovial, que musicalizaba con su infaltable guitarra. Esa misma guitarra ayer fue colocada al lado del féretro, del cual su madre no se despegó en toda la ceremonia.

Al agravarse su salud, las cadenas de oración se multiplicaron e incluso la comunidad realizó colectas económicas por iniciativa propia, que después la misma familia se encargó de aclarar que no eran necesarias porque estuvo bien atendido. Familiares y sacerdotes finalmente pidieron rezar para que se cumpla la voluntad de Dios ante un desenlace inevitable, que ocurrió a la madrugada de ayer. 

En Clorinda 

También la comunidad católica de la fronteriza ciudad de Clorinda siguió paso a paso y con cadenas de oraciones el proceso de tratamiento por la enfermedad del presbítero Edgardo Rufino Ortiz.

Este sábado, la consternación por su deceso se vio reflejada en redes sociales, con cientos de mensajes de pesar por la partida de este siervo de Dios que fue párroco de Nuestra Señora de los Ángeles por varios años, ganándose el cariño y el respeto de toda la feligresía.

Directivos, docentes y concurrentes de la Asociación de Ayuda al Niño Especial “Intégrame”, también recordaron su paso por Clorinda, las misas celebradas, sus cánticos con la guitarra y el especial afecto que demostró hacia las personas con discapacidad.

Las tres parroquias de la segunda ciudad, se unieron a las plegarias por el eterno descanso del querido Edgardo Rufino Ortiz, quien será recordado por todos como “el buen párroco” que dejó huellas imborrables en el rebaño que condujo alguna vez en la ciudad de Clorinda.  (lamañanaonline)

 



COMPARTIR:

Comentarios