Miércoles 22 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 22 de Mayo de 2024 y son las 21:23 -

ECONOMÍA

1 de abril de 2024

Ante la liberación y desregulación en el mercado del gas se solicitó al Gobierno Nacional garantice los cupos necesarios a nuestra provincia

Gialluca señaló que, desde el mes de abril los precios de referencia para la compra del gas envasado podría ser el precio paridad de exportación, al igual que ocurrió con los combustibles, el Gobierno Nacional dejará que la libre oferta y demanda, sumado a la competencia, fijen los valores, con lo cual los consumidores en formosa deberán pagar altos costos por el gas envasado.

El Defensor del Pueblo de la Provincia de Formosa, Dr. José Leonardo Gialluca, luego de mantener una -Reunión de Trabajo Informativa- con propietarios y responsables de distribuidoras de gas envasado en nuestra provincia, “quienes manifestaron su profunda preocupación toda vez que el precio del gas quedaría liberado desde abril del corriente año, a lo que se le suma una fuerte incertidumbre por la falta de información sobre los cupos y los precios de los productos para las Provincias del NEA, entre ellas, Formosa”, se coordinó un urgente pedido de informe sobre los puntos antes citados, tanto al actual Ministro de Economía, Luis Caputo, como así también al Secretario de Energía, Dr. Eduardo Javier Rodríguez Chirillo y al Subsecretario de Hidrocarburos, Luis Francisco de Ridder, con la finalidad de que los consumidores sepan a qué atenerse y que tampoco se enfrenten a faltantes de este producto, que en nuestro caso es fundamental, al carecer de gas por redes, “por lo que, se exigió que se garanticen los cupos de gas necesarios para la Provincia de Formosa”.

El Gobierno nacional eliminará todos los subsidios y se pagará la tarifa plena, al igual que sucederá con la energía eléctrica, buscando liberar el precio desde abril, igual que ocurrió con los combustibles, dejando que la libre oferta y demanda, sumado a la competencia, establezcan los valores.

Esto significaría, sin dudas, un aumento muy importante del precio de las garrafas de 10, 15 y 45 kilos, cuyos productores vienen reclamando desde hace años que se encuentran atrasados y con estos valores la actividad no es rentable.

La situación se genera por la decisión del Gobierno de Javier Milei de quitar todos los subsidios a los servicios públicos, y desregular las tarifas.

Las empresas de gas podrán establecer precios “liberados y rentables” y los tendrá que pagar el usuario. Un mensaje que circuló ayer entre los distribuidores advertía que “se informa que a partir del 02/04 se producirá un aumento de alto porcentaje en gas butano, y otro porcentaje menor en gas propano, se ruega que soliciten a todos los clientes mantenerse llenos, debido a este cambio de precio, como siempre sin reposición”.

Butano es la garrafa de 10 kilos y el propano es el cilindro de 45. Hasta los primeros días de diciembre, la garrafa de 10 kilos, que es la más vendida, tenía un costo de unos $4.000 aproximadamente.

Desde mediados de diciembre se disparó hasta tocar los $15 mil y luego se retrotrajo por la caída de la demanda, quedando en valores cercanos a entre $8.500 al mostrador y hasta $11.500 o $12.000 mil en comercios de barrio y llegando a $15.000 en el Interior Provincial. Ahora se desconoce el precio que podría tener, pero se especula que daría un salto de más de cien por ciento, a juzgar por lo que piden las empresas productoras.

Mientras tanto, si bien el precio de compra no cambió hasta ahora, el resto de costos operativos sigue aumentando: salarios, combustibles, etc. y con la inflación se reducen los escasos márgenes de rentabilidad, señalaron las distribuidoras.

Consultados a cuanto se podría ir la garrafa si se libera el precio, dijeron que “todo va a depender del precio que tenga el producto en ese momento y de la variación de los otros componentes de la estructura de costos”.

Actualmente, las empresas fraccionadoras se encuentran en un estado de incertidumbre y expectativa porque no tienen certeza del escenario que tendrán en abril y se les complica proyectar y prepararse para un mercado que desconocen cómo se va a presentar y con qué reglas se va a manejar.

Gialluca señaló que, los cupos son importantes porque ante un eventual mercado desregulado, las grandes empresas van a priorizar la venta en las grandes provincias, donde se aseguran mayor rentabilidad, como Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Fe.

En cambio, al mantenerse los cupos, la Nación obliga a las empresas a distribuir una determinada cantidad por provincia para que se pueda abastecer a la población y de esta manera no existan faltantes en jurisdicciones como la nuestra.



COMPARTIR:

Comentarios