Martes 16 de Abril de 2024

Hoy es Martes 16 de Abril de 2024 y son las 01:24 -

DEPORTES

17 de febrero de 2024

En un clima raro el diablito Echeverri vuelve al Monumental .

Será su primera vez post venta. ¿Cuántos partidos deberá jugar para que el City no lo repesque gratis?

Pasó poco y demasiado al mismo tiempo. Apenas cincuenta y ocho días son los que separan al debut de Claudio Echeverri como titular -en su última aparición con la Banda- con el reencuentro que posiblemente se concrete este domingo entre el Diablito y la gente de River. Marco temporal que miente, pues en estos casi dos meses ocurrieron tantísimas cosas.

El “no voy a renovar” en la noche misma del título del Trofeo de Campeones y que percudió la relación del juvenil con los hinchas; su transferencia al City con el OK de los capitales árabes para que el creativo juegue un año más en Núñez y su convocatoria al Preolímpico que, a fin de cuentas, estiró los plazos de este face to face. Uno que el destino eligió que se diera a una semana del superclásico ante Boca...

Es tan cierto que aquel sincericidio de Echeverri en Santiago del Estero fue leído por parte de los hinchas como una muestra de ingratitud como que existió un gran esfuerzo para atenuar las consecuencias del exabrupto.

El agente del jugador -Enzo Montepaone- aclaró que la transferencia se concretó porque el City Group aceptó dejar a Echeverri un año más en River como pedía el jugador. Y que recién ahí se avanzó en la firma de una venta cerrada en € 18 millones brutos más otros € 9 millones en variables.

Enzo Francescoli, secretario técnico, también resaltó que “pudimos hacer una venta sin ir a la cláusula” valorando que “se queda un año con nosotros” y recalcando que “se han hecho bien las cosas con la voluntad del chico y su representante y sobre todo del City, que podría haber esperado seis meses y llevárselo”. En este regreso al Monumental se podrá, en todo caso, hacer una lectura más exacta del termómetro.

Por lo pronto, Demichelis intentó extender un escudo sobre el Diablito cuando en enero pidió “estarle cerca, protegerlo y exigirle también” para “sacarle el mejor de los provechos”.

Un mensaje elocuente: buscó llegarle a quienes aun le caen al juvenil por su temprana transferencia pero a la vez le marcó la cancha al jugador, quien con el foco encima y un futuro europeo asegurado tendrá otra clase de responsabilidades.

Superiores, por caso, a las de otros talentos de la camada del Sub 17 como Agustín Ruberto, Ian Subiabre Franco Mastantuono.

Por lo pronto, Echeverri no sólo tendrá un lugar por talento sino por necesidad: tal y como figura en el convenio firmado entre partes, el City se lo puede llevar el 1° de julio sin pagar un solo euro si el Diablito no participa en al menos el 30% de los partidos oficiales que River juegue hasta el 30 de junio.

Su participación en el Preolímpico achicó los márgenes: para no ser repescado deberá actuar en al menos nueve de los 23 encuentros que el equipo de Martín Demichelis tiene asegurados para este apretadísimo primer semestre. Esa countdown, entonces, se iniciará más temprano que tarde.

Y propiciará ese cara a cara que tanto se dilató...

Fuente: Olé



COMPARTIR:

Comentarios