Miércoles 24 de Julio de 2024

Hoy es Miércoles 24 de Julio de 2024 y son las 18:52 -

OPINIÓN

15 de diciembre de 2023

Preocupa a José Yorg “el avance de la concepción educativa mercantilista nacional”

“Ante este sombrío panorama me afirmo con profunda convicción en la nobleza educativa del cooperativismo, pedagogía del amor, de la fraternidad, del altruismo y compañerismo social”.

Para el Lic. José Yorg, las luces de alerta se prendieron con la creación del Ministerio denominado Capital humano que contiene al sistema educativo nacional y que promueve la concepción mercantil.  Yorg, como destacado educador e investigador pedagógico, examina y reflexiona sobre el posible impacto que tendría sobre la educación formoseña y propone preservar la concepción cristiana, humanista y social”.

El educador social comienza estableciendo los fundamentos teóricos de los Lineamientos de la política educativa de la Provincia de Formosa que se encuentran en el portal https://www.formosa.gob.ar/educacion/lineamientos:

 

“La Educación Formoseña se inspira en las bases del Modelo Formoseño de desarrollo sustentable y sostenible a través de políticas que se asientan en un modelo popular, práctico, dinámico, imbuidos de un espíritu humanista y cristiano. Promueve la premisa de que la educación es una cuestión de Estado que permite exhibir resultados concretos que privilegian la vinculación estratégica entre educación, trabajo y producción”.

 

Fijó el educador que “A contracorriente de estos lineamientos se presenta el Ministerio de Capital humano, que desde su denominación implica una visión mercantil de la educación, que despoja la condición humanista del educando como ser social y cooperativo y pretende llevarlo a la construcción del homo economicus, un ser mezquino, individualista y egoísta”.

 

 

 

NOBLEZA EDUCATIVA DEL COOPERATIVISMO

 

“Nuestras objeciones y consideraciones-señaló- sobre el capital humano se sostienen en que, en realidad, después de develar su curriculum oculto, es que en los procesos de formación del capital y de la fuerza de trabajo, el capital humano es considerado como una inversión adicional, es decir, una mirada al ser humano como mercancía”.

 

Agregó que “El proceso de educación y formación de las personas de carne y huesos, no es analiza por la filosofía del capital humano teniendo en cuenta al ser humano, sino que se expresa como una decisión de inversión que les permita obtener rápido recupero y mayores ganancias, por tanto, esta mirada educativa economicista devastaría la filosofía educativa formoseña”.

 

“Ante este sombrío panorama me afirmo con profunda convicción en la nobleza educativa del cooperativismo, pedagogía del amor, de la fraternidad, del altruismo social, de la comunidad organizada bajo la hermandad surgida del compañerismo, y así preservar  la concepción cristiana, humanista y social formoseña”, cerró José Yorg.



COMPARTIR:

Comentarios