Viernes 23 de Febrero de 2024

Hoy es Viernes 23 de Febrero de 2024 y son las 07:19 -

LOCALES

5 de diciembre de 2023

Acondicionan el pesebre hiperrealista del Paseo Costanero

De cara al Día de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, avanzan los preparativos para una nueva edición de “Formosa Brilla”, destacada propuesta que desplegará todo su atractivo desde el 8 de diciembre.

De cara al Día de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, avanzan los preparativos para una nueva edición de “Formosa Brilla”, destacada propuesta que desplegará todo su atractivo desde el 8 de diciembre.

Como parte de los trabajos de acondicionamiento y puesta en valor de los distintos puntos de la ciudad capital, artistas locales trabajan en la restauración del pesebre hiperrealista que se erige en la Plaza de Las Banderas del Paseo Costanero.

Esta obra de arte fue caratulada por su creador, el reconocido artista y diseñador Fernando Pugliese, como “el pesebre más grande del mundo”.

Posee más de un centenar de piezas en tamaño real y natural de cada uno de sus componentes, además de ambientación especial con un moderno sistema lumínico. Se integra a ello el gran Árbol de Navidad que se encuentra adyacente a esa explanada, al igual que el cúmulo de atractivas ornamentaciones en toda la traza de la Costanera capitalina y las plazoletas de la Avenida 25 de Mayo, las cuales le dan vida a “Formosa Brilla”. 

En ese marco, el Grupo Meraki, como todos los años, se encuentra restaurando las figuras del pesebre hiperrealista, como también la representación de la Última Cena y las figuras de las aves. 

Según comentó a AGENFOR el artista Gabriel Bareiro, la tarea “consiste de varios pasos, siendo el primero limpiar, sacar toda la tierra de las piezas, lijarlas y después sí llega el momento de la pintura, respetando los colores que tiene cada una”. 

“Nos dividimos en varios grupos, algunos se encargan de los animales y otros de las figuras humanas y de los objetos, como piedras, barriles, sillas, palmeras, entre otros”, explicó. 

Y continuó: “Hay figuras que necesitan restauración porque se van rompiendo por el paso del tiempo”, como también desgastando por los efectos del clima. 

“Hace dos semanas que estamos trabajando –consignó-. Es una cuestión de acomodar los tiempos porque somos profesores y también trabajamos en colegios y escuelas, así que de acuerdo a nuestros horarios venimos a trabajar mañana o tarde, o bien fines de semana completos”. 

Hizo notar que “es un gran orgullo porque podemos hacer lo que más nos gusta, que es trabajar con el arte, pintar y dejar nuestra huella en la ciudad en la que nacimos y en la que estamos viviendo”, concluyó. 



COMPARTIR:

Comentarios