Domingo 21 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 21 de Julio de 2024 y son las 10:23 -

MUNDO

8 de noviembre de 2023

Paraguay: Testigo relata los 40 minutos de terror en asalto a transportador: “Nos tiramos a un tajamar”

Un testigo clave reveló todos los detalles del asalto a un camión transportador de caudales en Itapúa. Para lograr su cometido, mientras algunos delincuentes baleaban y detonaban el blindado, otros incendiaban vehículos para bloquear el paso de patrulleras.

Un grupo tipo comando perpetró un asalto de película a un camión transportador de caudales que se desplazaba de Asunción a Encarnación, en el Departamento de Itapúa. El hecho dejó un delincuente abatido, un guardia fallecido y otro herido, además de una millonaria pérdida.

Jorge Vázquez, testigo del hecho, relató a través de Monumental 1080 AM que todo ocurrió cuando se estaba desplazando con destino a Encarnación con una compañera e iban detrás del blindado.

Señaló que, repentinamente, un hombre encapuchado con pasamontañas bajó de un vehículo, se les acercó y los encañonó con un arma de fuego, exigiéndoles que se encostasen en la ruta.

Entonces, decidieron obedecer y se colocaron en la banquina, a unos metros del blindado, mientras observaban que otros vehículos que venían de Encarnación con dirección a Asunción también eran retenidos y todo el tránsito fue paralizado.

En ese ínterin, los delincuentes, que eran alrededor de seis, comenzaron a disparar continuadamente contra el parabrisas del transportador.

“Eran disparos muy fuertes. Cuando empezaron los disparos, le digo a mi compañera para tirarnos hacia la izquierda, vimos un tajamar y ahí entramos para refugiarnos. Estuvimos ahí escondidos y tirados en el suelo boca abajo”, continuó.

Dijo que, minutos después, se les acercó uno de los encapuchados y le exigió a la mujer que le entregase las llaves del vehículo, amenazándola de que si no lo hacía “le iba a matar”. Tras esto, Jorge decidió levantarse y le entregó las llaves, también luego de ser amenazado.

“Me dice que le dé o me mata. Le pido que no haga nada y le entrego las llaves. Se va y lo primero que hace es mirar si mi camioneta tenía cámara”, prosiguió, añadiendo que finalmente no se llevaron su rodado porque se inició un intercambio de disparos y lo terminaron dejando en el lugar.

Sostuvo que, poco antes de que comenzaran a explosionar el camión transportador, otro de los sindicados también se les acercó y les recomendó que se vayan lejos del sitio, ya que iban a detonar el vehículo.

“Ni siquiera a los de Prosegur les dispararon. Le reclamaron por qué tardaban para entregar el dinero, si no era plata de ellos. Nunca nos agredieron, incluso nos dijeron que nos alejemos porque íbamos a morir. En ese sentido, yo les catalogo como ladrones buenos”, aseveró.

Manifestó que, tras todo lo ocurrido, uno de los guardias llegó llorando hasta ellos y con la cabeza rota a causa de la explosión. Les pidió agua y luego llorando se arrodilló y dio gracias a Dios por estar vivo.

Luego de que los delincuentes huyeran, continuaron tendidos en el suelo porque los cartuchos seguían estallando en el sitio, hasta que finalmente se levantaron y comenzaron a buscar sus llaves.

“Nos quedamos buscando mis llaves, hasta que vimos que se cayó bajo el asiento del acompañante. Ellos huyeron hacia el lado de Encarnación. Entre la huida y retirarnos del lugar todo duró 40 minutos”, acotó Vázquez.

Detalló también que el asaltante que fue abatido hablaba en portugués, mientras que el guardia les dijo que los demás hablaban en castellano. También aseveró que fueron alrededor de 100 los balazos que se efectuaron de forma seguida en el sitio.

 

Tenían una gran logística

El comisario Carlos Acosta, director de Policía de Itapúa, brindó más detalles sobre el caso. Sostuvo que fueron aproximadamente seis personas las que actuaron en el sitio, pero que otras servían como logística en otros lugares.

En ese sentido, dijo que el aprehendido por el caso es un hombre que estaba a bordo de una motocicleta y que en simultáneo al asalto incendió dos vehículos que estaban encima del puente en el arroyo Aguapey.

“Se quemaron en el momento en que estaban cometiendo el hecho para que ninguna patrullera de las dependencias policiales cercanas pudiera apoyar a la Comisaría de General Delgado. Bloquearon totalmente el paso con eso”, relató Acosta.

Añadió que el blindado recibió varios impactos de bala por el lado del frente y que provenían de una camioneta de la marca Renault que fue abandonada en una compañía cercana de la ciudad de San Cosme y Damián, a cinco o siete kilómetros aproximadamente de la ruta PY01.

Indicó que el rodado que utilizaron para cometer el hecho tenía planchuelas de acero en la parte trasera, con dos orificios por donde presumiblemente realizaron los disparos. Asimismo, dijo que los guardias en principio no bajaron del camión, hasta que los sindicados comenzaron a lanzar los explosivos.

“Al abrirse la puerta luego de explosionado, uno de ellos realiza un disparo a la altura de la pierna del guardia. No sabemos en qué circunstancias murió uno de los guardias. Existe la posibilidad de que uno de los proyectiles haya traspasado el camión”, aseveró.

Tras lo ocurrido, del sitio se incautaron aproximadamente 10 kilos de explosivos, que quedaron en el vehículo donde fue abatido el delincuente.

En tanto, el tránsito quedó bloqueado entre cinco a seis horas, mientras cientos de billetes de diferentes denominaciones en guaraníes quedaron esparcidos en el suelo.

En el puente donde fueron incinerados dos automóviles, también tuvieron que ordenar el tránsito, esperar a que lleguen los bomberos y encostar uno de ellos para que finalmente puedan pasar las patrulleras.

“Es por eso que ellos no huyeron hacia Coronel Bogado o San Pedro del Paraná, vinieron de hacia Asunción. Hasta el momento no se pudo precisar la cantidad de dinero que se llevaron”, añadió el comisario.

El médico forense Juan Ángel Villalba, quien examinó los cuerpos de los fallecidos, señaló a través de la misma emisora radial que el guardia cuenta con seis orificios de entrada y algunos con doble entrada desde el brazo hacia el tórax, por lo que sería una doble lesión.

Dijo que se encontraron tres balas dentro del cuerpo de la víctima y que a causa de la gran cantidad de pérdida de sangre sufrió un shock hipovolémico, por lo que terminó perdiendo la vida.

El asaltante abatido, por su parte, cuenta solamente con un impacto de bala que afectó directamente el rostro, pero descendió hacia el cuello, causándole la muerte. (ultimahora)



COMPARTIR:

Comentarios