Sábado 20 de Julio de 2024

Hoy es Sábado 20 de Julio de 2024 y son las 15:14 -

POLITICA

7 de noviembre de 2023

De qué se trata el test de gobernabilidad que el círculo rojo les tomará a Massa y a Milei

El Cicyp escuchará las propuestas de los candidatos, a horas del balotaje. Aunque el principal objetivo es hacer pesar el poder de gobernabilidad del establishment.

El círculo rojo buscará ser más que una platea atenta a las promesas del candidato quien será, apenas unos días más tarde, presidente de la Argentina. Tanto Sergio Massa, como Javier Milei, se verán las caras con unos 300 empresarios que pulsan, por estas horas, por un lugar en las mesas de los almuerzos que se realizarán en el centro porteño, al filo de la veda electoral. El objetivo formal es escuchar las propuestas económicas, en un momento de parálisis de los negocios a mediano y largo plazo, pero esconde el deseo de hacer valer, a la postre, el peso del poder de gobernabilidad que tiene el establishment. Esta vez, el paladar estará más agrio por la incertidumbre en los negocios, la inflación y la deuda comercial privada, según adelantó a PERFIL uno de los comensales que ya se aseguró una silla en las mesas principales.

“Vamos a escuchar a los candidatos”, afirmó el jefe de una de las entidades que conforman el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp). Los dueños de las empresas más poderosas del país, que estarán en el salón comedor del Alvear Palace Hotel el miércoles 15 y el jueves 16 de noviembre próximos, ya lograron la atención de Massa y de Milei, ambos ausentes en ese reducto antes de las elecciones generales.

El candidato de La Libertad Avanza (LLA) estará al mediodía del miércoles junto a los empresarios. Aún se desconoce quiénes lo acompañarán al evento, pero en la lista están el directo del BID Guillermo Francos, la economista y candidata Diana Mondino y el analista financiero Darío Epstein. Todos mantienen un vínculo constante con el establishment local y podrían ser el puente con Milei. Atrás quedó el cortocircuito que mantuvo con el dueño de Corporación América, Eduardo Eurnekian, por las críticas del libertario contra el Papa Francisco. Algunos, incluso, se entusiasman con la presencia del expresidente Mauricio Macri, el nuevo socio y padrino político de LLA.

Marcos Pereda, presidente del Cicyp

Marcos Pereda, presidente del Cicyp.

Massa llega ante una platea crítica

Massa llegará al Cicyp a casi un año de haber almorzado allí. Antes de las PASO, el único participante del cónclave fue Milei, cuando todavía no estaba dimensionado el shock libertario en las urnas. Entre las primarias y las generales, pasó por el evento Patricia Bullrich, preferida entre el círculo rojo, pero en pleno descenso de respaldo electoral. En ese momento, el líder de LLA se había decidido por participar del Council of The Americas, pero dejó de lado su paso por el círculo de empresarios domésticos.

La última reunión del Cicyp dejó poco margen para que Massa se entrevere entre ese sector del establishment, a quienes un año atrás los había tratado de “cuervos” ante el reclamo de devaluación y el efecto de la inflación. Sucede que el presidente del Consejo empresario y vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, Marcos Pereda, fustigó con fiereza al Gobierno y al manejo de la economía durante su discurso de apertura cuando recibió, con elogios, a Bullrich.

“Este gobierno fracasó. Sus políticas, obsoletas en el mundo, nos empobrecieron y nos alejaron preocupantemente de los mercados internacionales. En vez de hacer lo que debía hacerse, el gobierno se ha enfrascado en internas e intereses particulares, mientras que nos deja en la cornisa de una hiperinflación. Ya no podemos esperar nada”, disparó Pereda; quien, además, respaldó la teoría de la crisis autoinfligida: “A esta altura, ya todos conocemos la estrategia del gobierno que, en vez de trabajar por el bien común de todos los argentinos, le entrega al siguiente una bomba a punto de estallar”. Se espera, según fuentes consultadas por PERFIL, que las palabras de bienvenida sólo apunten hacia el futuro, en ambos casos.

A Milei lo espera el test de la gobernabilidad

No muy distinto es el antecedente con el que llega Milei. El mismo Pereda reclamó la reducción intervencionista del Estado y libertad de mercado, para darle espacio a la iniciativa privada. Pero alertó: “En el escenario actual hay una idea adolescente de que, para avanzar, hay que destruir lo que hay, y aquí vale la pena detenerse: Avanzar no debe implicar amputar las instituciones, sino aportar para su buen funcionamiento. Tanto la izquierda como la derecha se sirven de tanto en tanto, en un péndulo fatal, de promesas y prácticas populistas”.

El libertario desairó a la Unión Industrial Argentina (UIA). Los industriales lo habían invitado a almorzar junto a su Comité Ejecutivo, como hizo Massa hace una semana atrás. También se negó a reunirse con la Asociación Empresaria Argentina (AEA), que conducen los grandes empresarios del país, con Paolo Rocca (Techint), Marcos Galperin (Mercado Libre), Luis Pagani (Arcor) y Alfredo Coto (Supermercados Coto), entre otros. Pero aceptó el convite del Cicyp, en donde conviven muchos de los empresarios mencionados, a través de directivos o ejecutivos.

Ambos encuentros, separados por 24 horas, estarán al filo de la veda electoral. Con las tensiones electorales de por medio, y con un empresariado en pánico que congeló operaciones y adelantó compras, el círculo rojo buscará tomarles el pulso a los candidatos. De Massa espera definiciones sobre el atraso cambiario, la deuda comercial y la estabilidad institucional, con el juicio a la Corte Suprema de Justicia de fondo y con el rechazo de las cámaras empresarias. A Milei le preguntarán por el ritmo de una eventual dolarización, junto al cierre del Banco Central, pero harán foco en la gobernabilidad para poner en práctica esas ideas.

 (perfil)



COMPARTIR:

Comentarios