Lunes 27 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 27 de Mayo de 2024 y son las 00:57 -

POLICIALES

14 de septiembre de 2023

Entre enero y agosto de este año, la Policía inició más de 400 causas por búsqueda de paradero

Son menores de 18 años, en más del 50% de los casos. El abandono del hogar suele estar ligado a problemas de relación con los padres.

La tendencia de los adolescentes de abandonar sus hogares, se convirtió en una constante en la ciudad y las razones varían entre rebeldía juvenil, inconvenientes familiares, falta de comunicación, adicciones, entre otros.  

La jefa de la Sección Trata de Personas del Departamento de Informaciones Policiales, comisario Evangelina Prieto, indicó que entre enero y agosto de este año se iniciaron 401 causas con intervención de la justicia para establecer el paradero de una persona que se ausenta de su domicilio.

La licenciada explicó que activar el protocolo de búsqueda de personas, consiste en recibir la denuncia, solicitar colaboración a través del 911ECO a todas las dependencias policiales a fin de localizar a la persona, se informa al juez de turno, se publica en las redes sociales y medios de comunicación masivos a fin de contar con la colaboración de la comunidad. 

Por otra parte, se movilizan recursos humanos y logísticos para la búsqueda de la persona; a medida que pasan los días y si no se logra ubicarlo, se utilizan otras estrategias para poder localizar a la persona. 

También se afecta personal de montada, canes, de acuerdo al lugar geográfico donde se produce el hecho con la finalidad de profundizar la búsqueda. 

Del total de casos registrados en estos ocho meses del 2023, 207 fueron menores de 18 años y 194 se ubicaron por arriba de esa edad. 

Conforme datos que surgen del seguimiento realizado a estos casos, las personas vuelven a sus hogares o son halladas por la Policía en buenas condiciones de salud. 

Desde la Sección Trata de Personas, luego de localizar al individuo y atendiendo a los motivos que generaron su ausencia, se articula con otros organismos del Estado, como ser la Dirección de Niñez y Adolescencia, la Dirección de Fortalecimiento Familiar dependiente del Ministerio de la Comunidad, Secretaría de la Mujer y la Unidad de Atención de Víctimas y Testigos.

El objetivo es abordar la problemática planteada por esa persona. Toda diligencia en búsqueda de persona, se informa a la Subsecretaría de Derechos Humanos, a fin de articular otra diligencia que considere oportuna. 

“Si bien los motivos o factores generalmente son multicausal, esta etapa del adolescente es significativo en su proyecto de vida, por ello el interés y la intervención oportuna de todos los organismos del Estado es fundamental. La relación padres e hijos, el entorno familiar y de amigos es un factor protector para poder canalizar esta problemática. Si bien esta nueva conformación de familia denominada familia ampliada o multigeneracional, en la que sus componentes pertenecen a tres o más generaciones y que, a veces, conviven en un mismo domicilio, suelen generar conflictos de relación”, comentó.

Afirmó que las personas que son halladas por la Policía manifiestan sentirse confundidas y perdidas en sus nuevos roles. “Por ejemplo, cuidar de padres ancianos o de niños impuestos, generan conflictos en las relaciones”, sostuvo.  

Cuando se trata de menores, además del operativo de búsqueda, se articula con los operadores de la línea 102 Dirección de Niñez y Adolescencia dependiente del Ministerio de la Comunidad. 

Cuando existen otras situaciones que ameriten el ingreso a algún Hogar, en casos donde la familia representa un riesgo para la niña, el niño o adolescente, se articula con la Dirección de Niñez y Adolescencia. 

Cuando se tiene que entregar un menor a algún referente afectivo, se labran actas. Lo mismo sucede, cuando hay situaciones complejas que requieren la intervención de profesionales, asistencia, tratamiento psicológico para los menores y sus familias.

Por último, Prieto remarcó que los integrantes de la Sección permanentemente se capacitan conforme protocolo de búsqueda de personas, para adquirir las herramientas y los conocimientos necesarios para abordar cualquier situación que se presente durante una intervención, ya sea con menores o mayores.

 

COMPARTIR:

Comentarios