Miércoles 22 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 22 de Mayo de 2024 y son las 20:09 -

POLICIALES

3 de julio de 2023

Crimen de Joaquín Sperani: la autopsia arrojó que recibió más de 10 golpes en la cabeza

En el informe también se reveló que el adolescente de 14 años falleció por un traumatismo de cráneo y que sufrió un daño encefálico.

La autopsia del adolescente de 14 años encontrado asesinado el domingo en Córdoba, Joaquín Sperani Flores, arrojó que murió luego de haber recibido más de 10 golpes en la cabeza.

En la autopsia se observó que Sperani Flores falleció después de haber recibido los golpes en la cabeza, por un traumatismo de cráneo y que la muerte inmediata se produjo por un daño encefálico.


 

La forense Ana Laura Peiovich llevó a cabo la autopsia en la localidad de Río Cuarto en una morgue seleccionada por la proximidad con la ciudad de Laboulaye, donde apareció el cadáver de Sperani Flores. El resultado preliminar de este procedimiento fue entregado a la Justicia.

Por otro lado, el presunto responsable del asesinato, que se trata de un amigo de la víctima de la misma edad, fue trasladado a un centro penal juvenil de la capital provincial para realizarle estudios de diagnóstico, psicosociales y ambientales.

Debido a su edad, el joven es inimputable y el Poder Judicial provincial también precisó que el objetivo del traslado del señalado por el crimen es "su resguardo". La decisión la tomó el juez de Control, Niñez, Adolescencia, Penal Juvenil, Violencia Familiar y de Género y Faltas de Laboulaye, Sebastián Moro, quien se había comunicado con el adolescente y sus padres.

El desgarrador relato de la madre de Joaquín, el niño asesinado en Córdoba

Mariela Flores, madre de Joaquín, el adolescente asesinado en la localidad cordobesa de Laboulaye, contó el infierno vivido en la búsqueda de su hijo cuando aún se lo consideraba desaparecido y el shock de saber que había muerto a manos de quien creía su mejor amigo. "Lo mató y volvió a la escuela. Es un psicópata", aseguró, en medio del dolor.

"Cuando buscábamos a Joaquín y él dijo que se había ido con otra familia a una como mamá se le cruzan miles de cosas, pensé que se lo podían haber llevado a la fuerza, avisé a distintas fundaciones para cerrar fronteras y que estén todos alertas y resulta que este psicópata había dejado el cuerpo de su amigo a metros de la escuela", contó la mujer en diálogo con Luciana Rubinska, en Turno Mañana, por C5N.

"Nunca se me pasó por la cabeza que él fuera. Eran amigos desde la primaria, compartieron cumpleaños, hemos pasado días con la familia", describió Mariela.

"Al ser amigos y ver las imágenes de las cámaras donde iban juntos, el fiscal lo buscó como testigo clave porque podía saber qué le pasaba a Joaquín. Sin embargo, el psicópata embarraba la cancha para que no encontraran el cuerpo. Insistía en que Joaquín le había dejado su teléfono y que se había ido con otra familia para estar mejor", relató.

Para la madre de Joaquín, "tiene que haber alguien más involucrado, no creo que haya sido él solo".

La tragedia afectó a toda la familia ya que fue su prima quien encontró el cadáver. "Estoy indignada porque el intendente, aun cuando había una criatura perdida, nunca me golpeó la puerta para preguntar si necesitábamos algo, cómo podía ayudar. Tampoco le ofrecieron apoyo psicológico a mi sobrina después de encontrar el cuerpo", cuestionó Mariela.

"Se ve en las imágenes que van caminando por el costado de la escuela y doblan en la calle Sarmiento. Después se pierde la imagen y se ve que vuelve Leandro apresurado. El comisario dice 'vuelve así porque se le hace la hora para entrar al colegio'. Ahí se ve que tiene el teléfono de mi hijo en la mano, es un psicópata", explicó.

"Otra cosa que me hace ruido es que la mamá de Leandro, me dijo 'vos sabés que Iván, otro compañero, está llamando a mi hijo para que diga dónde está Joaquín, que si no se va a venir al campo a buscarlo para que lo entregue'", planteó.

En cuanto a la escena del crimen, la madre del adolescente relató que "encontraron un fierro, que con eso le pegó en la cabeza". "Quiero cadena perpetua, no me interesa que tenga 14 años", enfatizó.

"Hago responsable a la escuela, menos a la preceptora, Marcela, y a una de las profesoras del gabinete, que fueron las únicas dos personas que se pusieron a nuestra disposición", concluyó Mariela, sin ocultar su indignación.

FUENTE: c5n



COMPARTIR:

Comentarios