Sábado 20 de Julio de 2024

Hoy es Sábado 20 de Julio de 2024 y son las 12:50 -

SOCIEDAD

14 de junio de 2023

Río Negro: un muchacho de 23 años fue al hospital por un dolor de muela, le dieron una inyección y murió

Un joven de 23 años murió horas después de que le aplicaran una inyección para aliviar un dolor de muela. Sus familiares sospechan de los resultados de la autopsia, la cual determinó que sufrió un edema pulmonar.

El caso sucedió en un hospital de Villa Regina, una ciudad del departamento General Roca, en la provincia de Río Negro.

Diego Soto concurrió al médico por un dolor de muela agudo. En el lugar le dieron una inyección para aliviar el dolor, la cual habría estado compuesta por diclofenax y dexametasona.

Tras esto, el joven regresó a su casa y comenzó a experimentar una parálisis en sus brazos y piernas. Inmediatamente sus familiares lo llevaron nuevamente a la guardia, pero Soto sufrió un paro cardíaco y murió.

La autopsia, realizada en General Roca, indicó que Soto había fallecido a causa de un edema pulmonar agudo. Sin embargo, sus familiares desconfían de los resultados al asegurar que el joven no presentaba síntomas compatibles con ese diagnóstico.

"A las 4 de la mañana me llama mi mamá para ver si podía ir a ver a Diego a la casa, y cuando llego él estaba sentado en el piso y me decía: ‘Aldi no me puedo mover, no siento las piernas ni los brazos’. Llamamos a la ambulancia y no vino. Entonces con mi papá lo cargamos en una reposera en la camioneta y lo llevamos a la guardia. Recién estaban dignándose a salir los de la ambulancia. Él estuvo consciente en todo momento, pero no se podía mover ni bajar", contó Aldana, hermana de la víctima, en una entrevista con el Noticiero Central de 24/7.

Siguiendo su relato, la mujer agregó: "En la guardia estuvo en observación. Pero luego a las 6 nos avisaron que había entrado en paro y no nos decían nada más. Tocamos reiteradamente la puerta para que nos digan algo, pero no tuvimos respuesta. Luego una médica nos dijo solamente ‘hicimos todo lo posible pero no superó el paro cardíaco’. Nunca nos explicaron su parálisis, ni nada de lo que pudo haberle pasado".

“Mi pareja no mostraba ninguno de los síntomas correspondientes a ese diagnóstico. En todo momento, él presentaba una respiración normal, sin vómitos y estaba muy lúcido, incluso hasta el último momento en el que estuve presente”, sostuvo Abril al portal AN Roca.

Por su parte, Marcela Soto, otra hermana del fallecido, informó a través de su cuenta de Facebook que “la saturación en sangre era buena. No pudo ser un edema pulmonar. Y a él no le costaba respirar”.
 

A raíz del reclamo, desde la Justicia así como también el Ministerio de Salud y las autoridades del Hospital de Villa Regina trabajan en la investigación para determinar las causas del fallecimiento.

COMPARTIR:

Comentarios