Lunes 22 de Julio de 2024

Hoy es Lunes 22 de Julio de 2024 y son las 08:14 -

OPINIÓN

8 de junio de 2023

La democracia argentina: “Cuesta abajo en mi rodar”

“¡Que me manden salvar la República y salvo la América entera!”. Simón Bolívar

“Las disputas de la izquierda argentina son como los perros de los mataderos: se pelean por las achuras, mientras el abastecedor se lleva la vaca”. Arturo Jauretche.

 

 

 

“En el territorio más rico de la tierra vive un pueblo pobre, mal nutrido y con salarios de hambre. Hasta que los argentinos no recuperemos para la nación y el pueblo el dominio de nuestras riquezas, no seremos una nación soberana ni un pueblo feliz”.  Arturo Jauretche.

 

 

 

A manera de muestra de nuestro análisis y conclusión, anticipada, por cierto, en cuanto a la decadencia de la democracia argentina, “Cuesta abajo en mi rodar”, tal como dice el tango escrito por Alfredo Le Pera, con la música del mismísimo Carlos Gardel. Por cierto, es imposible de ocultar o enmascarar, pero esa decadencia, esa caída democrática es hacia la derecha, pues aunque son legales, son ilegítimos, pues, y son contra el pueblo. Por momentos pareciera que están preparando el advenimiento de un próximo escenario tiránico.

 

En la provincia norteña de Salta, Argentina, se aprobó una ley para regular la protesta social con el irónico nombre de "ley de convivencia y conciliación ciudadana". Similar situación se instaló en la provincia de Jujuy. Estas son las muestras que anticipamos más arriba.

 

Pero cosa curiosa es el hecho que se evidencia entre los representantes del poder real y los representantes del poder político advenedizos de la mano del neoliberalismo en su faz no tan sólo económico y financiero, sino en su aspecto cultural, en el trastrocamiento de todo lo quedó del Estado de bienestar social, inculcar al pueblo que la pobreza es un problema de cada quien, es un problema de los pobres.

 

Sin embargo, como insinuamos como cosa curiosa, cual es la contradicción entre estos dos poderes, y es que el sistema republicano de gobierno se tambalea y que sus referentes no están dispuestos a dejar que se caiga: Allí ubicamos la intervención de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina intentando preservar el poder real, el poder del derecho romano y de las ideas del filósofo político francés, el Barón de Montesquieu, quien en 1748 escribió “El espíritu de las leyes”, que identificó tres poderes del estado: Legislativa, Ejecutiva y Judicial como constitutivo de república, ergo, sin esa división no existe república.

 

Y es comprensible esa acción del Poder judicial máximo, de intervenir en las provincias de eternas re reelección de gobernadores que se reclama inconstitucional, pues si el pueblo tomase plena conciencia de que la casta política retuerce toda institucionalidad a su favor económico, todo lo republicano y democrático, simplemente se derrumbaría.

 

 

 

PLANTEAR OTRO ESCENARIO HUMANO POSIBLE COMO GUÍA DE ACCIÓN

 

Plantear al cooperativismo como un proceso civilizatorio superador del capitalismo constituye sobre todo un reto para los intelectuales del cooperativismo y aquellos de buena voluntad en cuanto al primer paso, construir el poder político cooperativo.

 

Entendemos que la cooperativización se sostiene en la fuerza moral, pues es un factor crucial para construir un mejor porvenir social.

 

Nuestro planteamiento reconoce como antecedente concreto el 2° Plan Quinquenal del gobierno de Juan Perón en los años de 1953, documento en el cual se promovió la educación cooperativa escolar y la cooperativización de todas las actividades productivas.

 

Nuestras reflexiones nos llevan a las conclusiones de que es urgente recuperar la cultura de la ética y la moral porque la fortaleza moral sigue siendo fundamental ante la adversidad y la preparación para cambiar todo lo que haya que cambiar en bien social.

 

Como ex maestro rural contemplé la fecunda labor de los labriegos y sus formidables actitudes solidarias, sumado a ello, la motivación suprema de la Supervisora escolar Lina Frederich de Acuña, me animaron fuertemente a estudiar cooperativismo como línea pedagógica que imprime fuerza moral como factor crucial para construir un mejor porvenir social.

 

Muchos han creído que el neoliberalismo es sólo una doctrina económica, que lo es, pero su peor acción fue y es cultural, se dio a la tarea de desmantelar todo lo moral, todo lo ético y las buenas costumbres de fraternidad social, alejó de los jóvenes el altruismo y se desmoronó la democracia y las instituciones, hoy toca restaurar la moral social.

 

 

 

ERRORES DE ANÁLISIS POLÍTICOS

 

Sin dudas, muchos prácticamente se tragaron las ideas neoliberales y se alejaron de la independencia económica, de la soberanía política para construir la justicia social, sin dudas, cometieron desastrosos errores de análisis políticos, pues más temprano que tarde todo vuelve a empezar en la búsqueda de la justicia social.

 

Todos estos errores de análisis políticos acumulados ahora provocan una gran ceguera que privan de tener un análisis de coyuntura del ánimo y del humor del pueblo que pronto parirá nuevos y potentes líderes y conductores políticos que, como dijo el Gral. Perón, “Harán tronar el escarmiento”.

 

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!



COMPARTIR:

Comentarios