Jueves 29 de Febrero de 2024

Hoy es Jueves 29 de Febrero de 2024 y son las 16:44 -

MUNDO

15 de mayo de 2023

El largo calvario del nene de 8 años que fue violado y prendido fuego por otro chico el día de su cumpleaños

Robbie Middleton de Texas, EEUU, sobrevivió milagrosamente luego de que lo ataron a un árbol y lo prendieron fuego el día de su octavo cumpleaños, pero sus quemaduras de tercer grado finalmente lo llevaron a morir de cáncer a los 20 años.

El 28 de junio de 1998, Robbie amaneció emocionado por su gran día y lo primero que hizo fue dirigirse a la casa de un amigo para mostrarle la nueva carpa que le habían regalado sus padres. Mientras cruzaba el bosque, un chico de 13 años lo interceptó y lo ato a un árbol donde le arrojó gasolina antes de prenderlo fuego brutalmente. Dos semanas antes de esto, el mismo atacante lo habría violado.

Después del ataque, el nene emergió del bosque en llamas y cubierto de quemaduras. Su madre, horrorizada, lo encontró y lo llevaron de urgencia al hospital. Los expertos temían que no sobreviviera después de sufrir quemaduras de tercer grado en el 99 por ciento de su cuerpo.

A pesar de todo pronóstico, Robbie logró salir adelante, pero quedó gravemente desfigurado y su vida se convirtió en un interminable peregrinaje por los hospitales para someterse a nuevos injertos de piel y a más de 150 operaciones a medida que su cuerpo crecía.

Robbie nombró a su vecino, Donald Collins, como el atacante, en ese momento de 13 años, pero luego fue liberado de la custodia juvenil porque no había evidencia que lo relacionara con el terrorífico crimen. Debieron pasar 17 años para que finalmente se haga justicia.

Mientras tanto, la víctima luchó con valentía contra las secuelas del brutal ataque y nunca perdió el optimismo. Una vez dijo: “El pasado es, bueno, el pasado. Debes dejarlo ir”. Sin embargo, en abril de 2011, a los 20 años, Robbie finalmente falleció por un cáncer de piel relacionado con las quemaduras que había sufrido en su octavo cumpleaños.

Antes de morir, desde la cama del hospital, Robbie valientemente grabó un video de 27 minutos acusando a Collins de violarlo semanas antes del incendio. Era la primera vez que se sinceraba sobre su terrible experiencia.

Cinco meses después de su muerte, en septiembre de 2011, Donald Collins fue acusado de homicidio grave gracias al video del lecho de muerte de Robbie. Su familia recibió $150 mil millones en una demanda civil contra el asesino, quien fue sentenciado al máximo de 40 años en 2015.



COMPARTIR:

Comentarios