Sábado 20 de Julio de 2024

Hoy es Sábado 20 de Julio de 2024 y son las 16:39 -

POLICIALES

25 de marzo de 2023

Catamarca: Mató a su novia y para borrar rastros quemó su cuerpo en la parrilla

La asfixió, la mató, quemó su cuerpo en una parrilla y la descuartizó. Eso fue lo que hizo Naim Vera con Brenda Micaela Gordillo, la joven con la que mantenía una relación desde hacía tres meses, el primer día de marzo de 2020. “El tiempo a veces parece que no pasa”, le dijo a TN Nahuel, hermano de la víctima, a tres años del femicidio. Y explicó: “Porque en todo momento uno siempre piensa que ojalá ella estuviera aquí, disfrutando con nosotros”.

Mientras la familia atravesaba el duelo, llegó el juicio. Fue en mayo de 2021 y, después de siete días de debate, el tribunal de la Cámara Penal N°1 encontró a Vera culpable del delito de “homicidio doblemente calificado por mediar una relación de pareja y por femicidio” y lo condenó a prisión perpetua, convirtiéndose así en el femicida más joven desde que existe el agravante en el Código Penal.

Para el abogado que llevó adelante la defensa, Gonzalo Ferreras, su cliente merecía una condena inferior. “La discusión no era sobre la autoría del delito, sino dogmática”, señaló en diálogo con este medio, y apuntó: “En el juicio no se pudo probar que se tratara de un caso de violencia de género, sino todo lo contrario”. Brenda fue asesinada en la madrugada del 1° de marzo de 2020. (Foto: gentileza San Fernando Digital).
Brenda fue asesinada en la madrugada del 1° de marzo de 2020.
    A Brenda la empezaron a buscar cuando ya estaba muerta

En su casa, solo sabían que la noche anterior había salido con su novio. Nadie se alarmó, sino hasta que pasaron las horas sin que regresara ni volvieran a tener noticias de ella.
Mientras la foto de la joven desaparecida se empezaba a viralizar en las redes, la búsqueda se interrumpió de golpe poco después de iniciarse, cuando Vera se presentó en una comisaría acompañado por su padre y un abogado y confesó que había asesinado a Brenda, que en ese momento tenía 24 años.

El ahora condenado dijo ante los policías que había tenido una violenta discusión con su pareja, en medio de la cual ella se había caído por las escaleras. Sin embargo, no era esa estrictamente la verdad. La pelea era cierta, pero Vera había matado a Brenda por asfixia, colocándole un trapo en la boca.
    “Pecados Capitales”

Después, quiso deshacerse de la evidencia que lo incriminaba y para eso trató de quemar el cuerpo de su novia en una parrilla. Como no lo consiguió por completo, lo desmembró y finalmente descartó una parte en un contenedor vecino al departamento y el resto a un costado de la Ruta Provincial 4.

Tras la confesión del asesino, la Policía fue al lugar señalado por Vera, a la altura de la quebrada del río El Tala y, como en aquella recordada escena sobre el final de la película “Pecados Capitales” en la que el detective protagonizado por Brad Pitt debe enfrentarse con la maldad del asesino serial que perseguía, los agentes encontraron la caja descripta por el detenido y en su interior parte del cuerpo de la víctima.

Hasta ese punto, no existía debate posible. Brenda había sido víctima de un crimen espeluznante y ni siquiera Vera, tampoco su abogado, negaban la responsabilidad del joven frente a este hecho. Fue a partir de allí cuando se dividieron las versiones.
    Cuestión de prueba

El caso llegó a juicio en menos de un año. Frente al tribunal, Vera hizo uso de sus últimas palabras y afirmó: “Quiero pedirle perdón a la familia de Brenda y a mi familia”.

La Cámara Penal Nº1 lo condenó con la máxima pena contemplada por el Código penal el 14 de mayo de 2021, por encontrarlo culpable del delito de “homicidio doblemente calificado por mediar una relación de pareja y por femicidio”. También llegó demasiado tarde para los Gordillo. “Me dio broca e impotencia. No necesito su perdón, su perdón no me va a devolver la vida de mi hija. Así que perdón de mí no lo tiene. Pudo salvar a mi hija y no lo hizo”, manifestó en ese momento María, la mamá de la víctima.

El fallo fue contundente, pero no conformó a todas las partes. Para el abogado de Vera, el cordobés Gonzalo Ferreras, no se pudo probar en el debate que Brenda Gordillo fuera víctima de violencia de género por parte de su novio. Basado en esto, apeló la sentencia al considerar que “es arbitraria porque vulnera el principio de legalidad penal; y también el principio de inocencia, debido a que revierte indebidamente la carga de la prueba.”
  Naim Vera, momentos antes de escuchar la sentencia. (Foto: gentileza El Ancasti).
Naim Vera, momentos antes de escuchar la sentencia.

“La relación de superioridad y dominación era de la víctima para con el acusado, hoy condenado”, diferenció el abogado, tras lo cual señaló a modo de ejemplo que Brenda había llegado a “fingir un embarazo” para manipular a su defendido. No obstante, aclaró: “Sabíamos que la Justicia de Catamarca no se iba a animar a reconocer que la víctima ejercía una preeminencia hacia la persona que después la termina matando”. Y subrayó: “Toda la atención se centró en una cuestión morbosa”.

Mientras esperan una definición de la Corte Suprema sobre el recurso extraordinario que presentaron para que se revea la condena, Ferreras contó que Naim Vera permanece detenido en un pabellón común, solo recibe visitas de su familia y empezó a estudiar Derecho. “Está cursando primer año y con muy buenas calificaciones, todas arriba de 7?, cerró el abogado.
    “Ese es tu cuñado”

“El tercer aniversario llegó de imprevisto como ese maldito día”, señaló a este medio Nahuel Espeche, el hermano de Brenda. Sin embargo, destacó: “Pero estuvimos más tranquilos, ya que en los dos años anteriores todavía seguíamos buscando una condena para este femicida y por suerte lo conseguimos. Eso trajo un poco de paz y tranquilidad a nuestras vidas”.
  Brenda junto con su hermano, Nahuel. (Foto: gentileza Nahuel Gordillo).
Brenda junto con su hermano, Nahuel.

Cuando ocurrieron los hechos, la relación entre Brenda y Vera no llevaba demasiado tiempo por lo que la familia de la joven no había tenido trato con él todavía. “A Vera solamente lo conocí por una foto que mi hermana me había mostrado una vez, me la mostró muy contenta y me dijo ‘mirá, ese es tu cuñado...’, y después la mató”.

“El dolor siempre está, pero por suerte no tenemos nada pendiente. El femicida ya fue condenado”, indicó por último Nahuel, que al igual que el resto de su familia intenta seguir adelante después del golpe que sufrieron, gracias al apoyo de su entorno más cercano.

Y expresó: “A Brenda la recuerdo de la mejor manera posible, como hermana era la mejor, siempre dispuesta a ayudar en lo que sea...siempre guardo en mi corazón la sonrisa que tenía. Me gusta pensar que siempre la voy a llevar conmigo”.


COMPARTIR:

Comentarios