Jueves 18 de Julio de 2024

Hoy es Jueves 18 de Julio de 2024 y son las 15:32 -

COMUNIDAD

25 de mayo de 2024

Para la mamá de Adriana Vargas, la justicia llegó a media

La Cámara Primera en lo Criminal condenó a 16 años de prisión a Pablo Adrián Encina por haber matado a Adriana Vargas, durante una discusión ocurrida la mañana del 6 de marzo de hace dos años en la casa del homicida, en el barrio Villa Hermosa de la ciudad de Formosa

Zulma Folts madre de Adriana dialogó con el Grupo de Medios TVO al respecto y aseguró que están analizando apelar el fallo y aseguró que no han tenido justicia y que se han quedado a mitad de camino.
Folts comenzó diciendo: “por un lado estamos satisfechos porque se los condenó, pero la condena que le dieron nos parece muy poca. Tenemos que decir que se ha cambiado la carátula, esa fue una sorpresa para nosotros, situación con la que nosotros no estamos de acuerdo”.
Asimismo, explicó “nosotros apuntábamos a que se los juzgue por femicidio, pero no hemos podido”.
Y agregó “estamos analizando apelar y que se lo juzgue como femicida y que haya un cambio de carátula y no estamos decididos porque la justicia es floja, lo que si no vamos a permitir que se le reduzca la pena”.
Señaló además, “nosotros presentamos todas las pruebas en donde quedaba demostrado que esta persona tenía antecedentes por violencia, si bien sabemos que no son acumulativas, pero sí debería ser un atenuante”.
“Si bien no estamos conformes, quedó demostrado que él la mató. No tuvimos justicia, es solo a medias, nos hemos quedado a mitad del camino”, cerró.

El fallo

El fallo fue leído ayer en los Tribunales de la capital y tiene los votos coincidentes de Lilian Fernández, Ramón Alberto Sala y María Laura Viviana Tabaoda.
Quedó demostrado a lo largo de la investigación inicial y el juicio oral y público realizado oportunamente, que la mañana del 6 de marzo del año 2022, fue Pablo Encina quien arrojó combustible sobre el cabello, cara y parte superior del cuerpo y remera de Adriana Vargas, para luego prenderla fuego valiéndose de un encendedor, originando gravísimas quemaduras que, por su propia naturaleza, provocaron el posterior deceso de la víctima cuatro días después.
Esto ocurrió en la vivienda de Encina, sita en calles Padre Grotti y Cuarta, donde el agresor y su víctima se encontraban junto a otras personas compartiendo la ingesta de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes desde el día previo – cuanto menos – y en el marco de una discusión casi pueril e intrascendente, en la cual Adriana lo molestó al burlarse de su creencia en San La Muerte, a lo que Encina reaccionó con violencia inusitada arrojándole el combustible que tenía sobrante de la máquina de cortar pasto, para a los pocos minutos proceder a prenderla fuego.
Allí se desencadenaron minutos de confusión, en tanto Adriana solicitaba auxilio primero dentro de la vivienda de Encina, para lo cual las mujeres presentes le tiraron agua, y luego ya fuera de la vivienda, caminando por el barrio completamente en shock desnuda en el torso y bajo los efectos del dolor, cuando es vista yasistida por vecinas y vecinos del lugar, hasta que llegó la ambulancia lugar y fue llevada al hospital.
El homicida, en tanto, aprovechó la confusión para fugarse, pero días más tarde fue detenido por la policia.



COMPARTIR:

Comentarios