Martes 5 de Marzo de 2024

Hoy es Martes 5 de Marzo de 2024 y son las 08:37 -

MUNDO

13 de febrero de 2024

El Papa habría confirmado su visita a Argentina luego de mitad de año

Este lunes, el presidente Javier Milei tuvo una reunión de una hora en el Vaticano con el papa Francisco. Esta fue la primera reunión privada entre ambos después de saludar a Mama Antula, la recién canonizada santa argentina. Después, el líder presentó su plan para enfrentar la crisis económica de Argentina en la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

A las 8.57 locales, el líder llegó al Patio San Dámaso del Vaticano y fue recibido por el responsable de la Prefectura de la Casa Pontificia, Leonardo Sapienza. En el frente del edificio, una bandera argentina flameaba y los guardias suizos formaban el tradicional piquete de honor.

Milei saludó a Sapienza con la secretaria general de la Presidencia después de bajar del automóvil con el que había cruzado la Plaza San Pedro y se estrechó las manos de los "gentil hombres", un grupo especial de protocolo de la Santa Sede que incluye a representantes de las familias nobles europeas.

El Príncipe Mariano Hugo, que actualmente dirige la Casa Windisch-Graetz, una familia principesca en el Imperio austríaco, recibió al mandatario argentino. Hace años se casó con Sofía de Habsburgo, hija del archiduque Fernando de Austria.

Después, al llegar a la Biblioteca en el segundo piso, Milei fue recibido por el padre Rodrigo, un sacerdote argentino que trabaja en la Secretaría de Estado y es responsable de organizar la entrada y salida de invitados a las audiencias matutinas del Papa.

Milei llegó al Vaticano con unos diez minutos de retraso porque se bajó del automóvil en el que se dirigía para sacarse fotos con peregrinos argentinos que lo esperaban frente a la embajada argentina en la Via della Conciliazione romana.


Después de la reunión privada, el Papa saludó a la delegación conformada por Karina Milei, la secretaria general de la Presidencia, la canciller Diana Mondino, el ministro del Interior, Guillermo Francos, la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, el anunciado secretario de Culto, Francisco Sánchez, y el rabino designado embajador en Israel, Axel Wahnish.

De acuerdo con el cronograma del Vaticano, la reunión tendría una duración de 30 minutos, ya que Francisco tenía una reunión con los miembros de la Academia Pontificia para la Vida, la cual debió retrasarse debido a la audiencia con el Presidente.

En el tradicional intercambio de obsequios, que se llevó a cabo durante aproximadamente 10 minutos, el Presidente entregó al Papa una carpeta que contenía una copia de la carta manuscrita del canciller José María Gutiérrez a Juan Bautista Alberdi, que lo acreditó como representante en Europa en mayo de 1854. Además, incluyó un cuadro con la postal conmemorativa de la recién inaugurada santa Mama Antula, que fue distribuida por el Correo Argentino en agosto de 2017 en conmemoración de su beatificación.

Según fuentes vaticanas, el pontífice expresó su satisfacción por el obsequio de Alberdi después del intercambio.

Por su parte, Francisco le entregó una colección de sus escritos con encuadernación en cuero rojo y detalles dorados, incluyendo las encíclicas Laudato si’ y Fratelli Tutti, así como una copia del mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de este año, que se enfocó en la inteligencia artificial.

También entregó al Presidente un medallón de bronce creado por la escultora Daniel Fusco, que se inspiró en el Baldaquino de la Basílica de San Pedro.

De acuerdo con lo que había anticipado el líder, uno de los temas en cuestión era la invitación a Jorge Mario Bergoglio a visitar Argentina por primera vez desde su entronización en marzo de 2013, algo que el Papa considera como una posibilidad para el segundo semestre del año.

El Papa no parece tener animosidad con nadie, ya que es una persona que siente mucho amor por todos. El cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, quien se reunió con Francisco a primera hora de este lunes en un diálogo con la prensa sobre el vínculo entre el Papa y el mandatario, afirmó que el Papa siempre busca dialogar y discutir diferentes puntos de vista.

Después de reunirse con el Papa, el Presidente se reunió con el cardenal italiano Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, quien estuvo acompañado por el canciller de la Santa Sede, el arzobispo Paul Richard Gallagher.

Un comunicado informó que durante las conversaciones cálidas en la Secretaría de Estado, se manifestó satisfacción por las buenas relaciones entre la Santa Sede y la República Argentina y se expresó el deseo de fortalecerlas aún más.

Luego, hablaron sobre el plan del nuevo Gobierno para enfrentar la crisis económica y se discutieron varios temas internacionales, especialmente los conflictos actuales y el compromiso de paz entre las naciones, según la nota oficial.

Después de ver a Parolin, el Presidente fue invitado por funcionarios del Vaticano a una visita al Palacio Apostólico, que incluía la capilla Paulina y la Capilla Sixtina, dos de los lugares más simbólicos para el catolicismo conectados por la Sala Regia.


La Conferencia Episcopal Argentina, liderada por el obispo de San Isidro, Oscar Ojea, envió la invitación del Presidente al Papa para una visita a Argentina.

El Papa podría visitar Argentina entre septiembre y noviembre, luego de su gira de 10 a 12 días a Papúa Nueva Guinea y países del sudeste asiático a fines de agosto. Después del sínodo dedicado a la sinodalidad que se llevará a cabo en el Vaticano en octubre, Bergoglio podría asistir en persona junto a obispos y cardenales de todo el mundo.

Días antes, el Papa informó al arzobispo de Montevideo, el cardenal Daniel Sturla, que si se lleva a cabo el viaje a Argentina también incluiría una visita a Uruguay.



COMPARTIR:

Comentarios