Lunes 22 de Julio de 2024

Hoy es Lunes 22 de Julio de 2024 y son las 20:59 -

MUNDO

6 de enero de 2024

Paraguay: “Mamá y papá me dan miedo, ya no quiero ir a casa”

El más pequeño falleció y la niña despertó del coma casi un mes después.

“Mamá me metió en el tanque y papá también, y ahora estoy en el hospital”, dijo la pequeña de 5 añitos, al despertar de terapia.

Su testimonio fue clave para que el padre de 34 y la madre de 26, fueran detenidos ayer, por el supuesto caso de filicidio ocurrido el 4 de diciembre pasado, en Luque.

La niña incluso contó que era agredida con zapatilla por ambos y que tiene miedo de la mamá. Cuando habló con los profesionales, la pequeña dijo: “no me quiero ir a casa”.

 

Los padres de los menores de edad  

La nena estaba con mucho miedo, no quería volver con sus padres.

Policía Nacional

Afortunadamente está mejorando de a poco, pero su hermanito de 4 años, no corrió con la misma suerte. Falleció una semana después a raíz de las quemaduras ocasionadas por el químico.

La tarde del 4 de diciembre, cerca de las 15:30, los vecinos escucharon los gritos desesperados de los niños, cosa que para ellos era algo de todos los días.

Sin embargo, ingresaron a la casa donde los encontraron dentro de un tambor cargado de cloro o soda cáustica. Ambos presentaban heridas desde los pies hasta por encima de la cintura.

Llamaron a los bomberos, todos estaban horrorizados.

El comisario César Diarte, del departamento de Investigación de Asunción, contó que conversó con los lugareños.

Era Algo “normal”

“Los vecinos dicen que (escuchar los gritos) era normal, pero si es que ellos entraban a auxiliarlos en ese momento, creo que no iba a pasar a mayores”.

Diarte manifestó que la vivienda en la cual fueron encontrados los pequeños funciona como aguatería y lavadero.

Testigos afirman que era imposible que el barullo pase desapercibido, pero los padres señalaron que no escucharon nada

Los mismos dijeron que ambos niños cayeron por accidente dentro del tambor. Fueron imputados por homicidio doloso consumado y tentativa de homicidio doloso.

La fiscal Sandra Ledesma, que interina a su colega, Sofía Galeano, manifestó que la investigación inició el día en que ocurrieron los hechos; sin embargo, “eso ocurría siempre”.

O sea que no era la primera vez que los hermanitos eran sumergidos dentro del tambor “como castigo”, según confirmaron los vecinos.

“El 10 de diciembre fallece una de las criaturas (el niño), el 29 de diciembre se despierta la niña”.

Debido a la gravedad de las quemaduras, la niña recibió implante de piel.

La misma será contenida psicológicamente de por vida.

Actuaron rápido

A las 15:40, los Bomberos de la 4ta Compañía de Luque, llegaron hasta la vivienda de las víctimas donde fueron encontradas tendidas en la cama.

Los mismos confirmaron que ambos niños sufrieron quemaduras de 2do. y 3er. grado. (extra)

   

COMPARTIR:

Comentarios