Jueves 1 de Junio de 2023

Hoy es Jueves 1 de Junio de 2023 y son las 09:39 -

MUNDO

29 de marzo de 2023

Tiene 14 años, mide más de 2 metros y calza número 59: su familia pide ayuda para encontrarle zapatillas

Eric Kilburn Jr. es un joven estadounidense de 14 años con una particular característica. Mide más de 2 metros y sus pies son tan grandes que no consigue calzado porque sobrepasa las medidas estándar. Sus padres pidieron ayuda para encontrar zapatillas.

“A los 14, todavía está en desarrollo. La mayoría de los niños así de grandes y altos a esta edad tiene un trastorno endocrino, pero él no. No tiene problemas de salud”, asegura Rebecca Kilburn, la mamá de 36 años.

Eric se vio obligado a usar ojotas durante años, ya que no había otras opciones disponibles, aparte de los ortesis personalizados que son muy costosos: superan los 1.500 dólares. Hay marcas de calzado que prometen ayuda
Ante la difusión de su historia, una empresa en Italia asegura que puede ayudar. Rebecca hará los moldes de los pies de su hijo y los enviará al extranjero para que así pueda tener zapatos adecuados al tamaño.
“Es frustrante como madre no poder ubicar un par de zapatos, que es una necesidad tan básica. No puedo encontrar calzado para mi adolescente. ¿Qué puedo hacer cuando le crezcan los pies?’”, se repite.
El alcance de su caso llegó también a primeras marcas deportivas que se pusieron en contacto con la familia para ver cómo podían ayudarlos. Finalmente, una de ellas, de origen británico, empezará a fabricar “los zapatos más grandes” que haya hecho nunca anteriormente. Robb Cropp, director de desarrollo de la compañía, reconoce: “Estamos ante un caso extraño, no hay mucha gente en el mundo con ese tamaño. Tenemos que ayudar. Sabemos la importancia del deporte para los niños y su desarrollo”.   Otra marca deportiva también se comprometió a poner su granito de arena.   Max Staiger, jefe de operaciones de básquet asegura que “no hay tamaño de molde para esto, porque es una rareza desde una perspectiva de producción en masa. Lo que haremos se verá y se sentirá como un zapato normal, con solo un pequeño ajuste. Ya hemos hecho esto antes sin problema, porque pagar 1.500 dólares por cualquier par de zapatos es casi una locura, no importa el tamaño que sea”.


COMPARTIR:

Comentarios