ENTREGA DE DONATIVOS DE LA EPES Nº 56

“Sentimientos compartidos”: hay juventud, hay solidaridad, hay amor, hay esperanza, hay un futuro mejor… para todos

Son jóvenes de la EPES Nº 56 que año a año se embarcan de la mano de sus profesores en una tarea tan enorme como digna, tan gigante como llena de sueños, tan inmensamente repleta de amor que emociona, uno de esos gestos que nos permiten creer en que es posible y ya construyen un mundo mejor.
viernes, 08 de noviembre de 2019 · 11:32

Finalmente, este 6 de noviembre, con sus disfraces, su alegría, su entusiasmo, su emoción. Con las donaciones que a lo largo de este tiempo lograron reunir, con los juguetes y los juegos, con la sonrisa que no se les borra aun después de la tarea cumplida, con esa sensación de sentirse especiales, con el recuerdo imborrable de una experiencia que recordaran seguramente el resto de sus vidas.

“Sentimientos Compartidos” es una iniciativa que desde el 2008, año a año llevan adelante como parte de una actividad que forma parte de la materia Cultura y Comunicación. La Profesora Yenny Romero Tomassi es pieza fundamental del mismo.  Básicamente son alumnos de 6to año los encargados de llevarlos adelante, pero todos los alumnos de la EPES Nº 56 del barrio San Miguel se suman y forman parte de esta gran propuesta educativa, que principalmente les inculca valores como la solidaridad y amor al otro”.

A lo largo de cinco meses fueron juntando y seleccionando ropas, calzados, juguetes y alimentos no perecederos. Con un amor digno de destacar y con mucha responsabilidad, han preparado cada cosa a entregar para que quienes lo reciban lo hagan en buenas condiciones.

Y finalmente, después de tantos preparativos, el día llegó. El cargamento de donaciones partió con los entusiastas jóvenes y sus profesores al mando, siempre guiándolos, hasta el Hospital de la Madre y el Niño y el Hogar María Auxiliadora.

“Es un gran orgullo el que me dan estos jóvenes. Otro año que Sentimientos Compartidos es un éxito. No tengo más que decir gracias a mis queridos chicos por su compromiso y solidaridad. Por la buena onda y la ternura de sus corazones. Muchas gracias a todos los que han colaborado: mi amiga Esther, mi gran pilar. A Luis por acompañarnos. A los que colaboraron desinteresadamente. Al Ministerio de la Comunidad por sus donaciones. Al Regimiento de Infantería de Monte  29 por acudir siempre a nuestro llamado. A los que nos abrieron las puertas y nos trataron muy bien”.

“Los jóvenes valen oro. Apostemos a ellos y nunca los abandonemos. Ellos hacen historia día a día con sus pequeños grandes gestos. Gracias a Dios por permitirnos compartir un momento con las familias que están en el Hogar María Auxiliadora y sobre todo con los ángeles que están internados en el Hospital de la Madre y el Niño”, manifestaba la Profesora Romero Tomassi.

Y así, llenos de amor en el corazón, ellos regalaron mucho más que un juguete y una sonrisa. Ellos, esos jóvenes, regalaron con este pequeño gesto esperanza a quienes más lo necesitan en medio de sus aflicciones.

La juventud es también lo bueno, es también ejemplo a seguir, no dejemos de contarlo, de escribirlo, de compartirlo.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios