Moria Casán se quebró en vivo al hablar de la tragedia en Ruta 2: «Ver morir niños es desgarrador»

Moria Casán tomó por sorpresa a los televidentes de Incorrectas, el programa que conduce de lunes a viernes en América, al no realizar su clásica apertura a puro gritos y música, y el motivo de su accionar fue más que contundente: la conmoción y el dolor que sufre por la tragedia ocurrida ayer en Lezama con el vuelco de un micro en Ruta 2 que transportaba estudiantes de primaria, y en el que murieron dos nenas de 11 y 12 años y hay heridos amputados.
viernes, 29 de noviembre de 2019 · 11:02

«Hoy les voy a pedir primero disculpas… que difícil, porque yo siempre prometo que les voy a dar energía, y hoy no se las puedo dar porque no la siento. Estoy súper consternada por lo tragedia que ocurrió con nuestros niños”, fueron las primeras declaraciones de la diva, mirando seriamente a cámara y con solo un hilo de voz quebrada, publicó Exitoína.

“Mi pésame absoluto a su familia, y debo decir porque estoy tan cortada. Creo que todo el país está triste porque ver morir niños es desgarrador, e imaginarse solamente cómo quedan sus padres no se puede creer y no se puede dimensionar”, continuó angustiada la conductora, que procedió a detallar cómo se enteró de la dolorosa noticia y comentar que esta la hizo pensar en Helena, su nieta.

“Me desperté hoy y prendí la tele para ver qué horas es y estaba Antonio Laje. Vi que decía tragedia en ruta 2, algo de niños y no quise ver más nada. Apagué, me fui a nadar, a leer un poquitito, me baño y termino de hacer todo. A eso de la una menos cinco, prendo la tele y me encuentro con el final de Mariano Iúdica, diciendo que todo el canal siente mucho esta tragedia, y ahí me entero que habían muerto dos niñas. De golpe veo el audio de una nenita dicien ‘abuelita, vení a buscarme que estamos todos lastimados’. Les juro que creí que era Helena. Creo que a todos los que somos papás o abuelos le viene esa cosa cuando le pasa algo a un niño”, explicó Casán.

Entre lágrimas, la conductora reveló que sintió lo mismo que con la muerte de Blanca, la hija de Carolina “Pampita” Ardohain y Benjamín Vicuña, ocurrida en 2012. “Yo escuché eso, me puse a llorar como loca, ese día llame a Helena, que estaba con su papá,  y le dije que necesitaba ir a abrazarla, y ese día todos mis amigos hicieron eso, fueron a sus casas a abrazar a sus hijos”, indicó Moria.

«Les pido disculpas porque hoy no los voy a poder entretener. Yo siempre paso energía pero hoy no puedo porque no la tengo. Esta vez lo humano me excede lo profesional, porque son niños, y por muchas cosas que me pasan y me pasaron en la vida”, concluyó la conductora quebrada.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
100%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios